De la Vega: "No puede perderse ningún voto de una mujer comprometida con la causa de la igualdad"

Afirma que se ganará la batalla contra los malos tratos

La cabeza de lista del PSOE por Valencia al Congreso, María Teresa Fernández de la Vega, ha pedido hoy a las mujeres que el próximo domingo voten a José Luis Rodríguez Zapatero por ser y actuar como "presidente feminista" frente a la candidatura de Mariano Rajoy, "el de la niña de boquilla y la palabra bronca".



Así lo ha asegurado De la Vega ante las más de 2.500 personas, la mayoría mujeres, que han llenado el Palacio de Congresos de Valencia para conmemorar el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, que se celebra el próximo sábado, y reivindicar los valores de la igualdad y los derechos del colectivo femenino.



Según la vicepresidenta primera del Gobierno, en estas elecciones no puede perderse "ningún voto de una mujer comprometida con la causa de la igualdad" porque "en sus manos está" que no regresen alpoder "los que impugnan las leyes que amplían derechos a las mujeres".



Tras citar a Oscar Wilde -"No vale la pena consultar un mapa del mundo que no incluya utopías, porque no incluye el único lugar donde desea ir la Humanidad"-, De la Vega ha señalado que en Democracia "no hay ciudadanos de primera y ciudadanas de segunda" sino que todos son "iguales en soberanía y derechos".



Ha agradecido a los asistentes la "emoción" que le han hecho sentir esta noche, porque comparten con ella "esperanzas y anhelos" y son personas que "luchan y no se resignan, y saben que la fuerza de los ideales puede más que todas las resistencias de la Historia y las costumbres".



La candidata socialista, para quien la reivindicación de la igualdad "plena y real" sigue necesitando "voluntad, energía y determinación", ha dicho que no puede tolerarse que "algunos quieran reducir" la dignidad de las mujeres "a pura cursilería ñoña".



El futuro de España, a su juicio, "no es el sueño almibarado de señores conservadores y de derechas" sino que pasa, entre otros objetivos, por poner "todo el coraje y toda la determinación para que los violentos -en referencia a los maltratadores y asesinos de mujeres- sientan el rechazo indignado de toda la sociedad y todo el peso de la ley, y que vayan a la cárcel".



Sobre la violencia de género, "la expresión más repugnante y vil del machismo ancestral", ha dicho que su "pensamiento y corazón" estuvieron "con todas y cada una de las mujeres que la sufren y han estado con ellas" durante esta legislatura, "los mejores cuatro años" de su vida política, y especialmente cuando se aprobó la ley específica que la combate.



En su opinión, España decide el próximo domingo si prosigue en su rechazo "unánime y beligerante" a la violencia "como ejercicio de dominación intolerable hacia las mujeres".



"Esa batalla, la de los malos tratos, la vamos a ganar con la fuerza de todos", según De la Vega, quien en su discurso también ha reivindicado la lucha contra la resignación, la excusa y el pesimismo porque estas palabras, ha dicho, "no están en nuestro diccionario".