De la Vega pregunta a Rajoy por qué gastó 10 millones del erario público en un sistema que considera ilegal

Reprocha que "quienes hicieron seguimientos a sus propios compañeros duden ahora de los que día a día persiguen el terrorismo"

La vicepresidenta del Gobierno defendió este viernes la legalidad del sistema de interceptación de comunicaciones telefónicas SITEL y recordó que fue el líder del PP, Mariano Rajoy, quien lo contrató en el año 2001 por lo que se preguntó por qué el entonces ministro del Interior gastó 10 millones de euros del erario público en un sistema que ahora considera ilegal.

Según dijo, se trata de "un sistema en el que Rajoy se gastó 10 millones de euros". "Me pregunto, ¿si el sistema era ilegal, cómo es que Rajoy gastó 10 millones del erario público?, ¿ha gastado tanto dinero Rajoy en un sistema ilegal?", cuestionó hoy De la Vega en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en la que además consideró "paradójico" que "quienes no han dudado en hacer seguimientos a sus propios compañeros pongan en duda la actuación de los que día a día trabajan para perseguir delitos de terrorismo, narcotráfico o delincuencia organizada".

A partir de ahí, la vicepresidenta defendió la legalidad de este sistema y aseguró que es "similar al que se usa en otros países europeos" y que "está teniendo una importancia decisiva en la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico y la delincuencia organizada". "Por supuesto se está desarrollando en la más estricta legalidad y con todas las garantías", añadió.

De la Vega rechazó las criticas del PP ya que, a su juicio, "entrar en este debate no le hace ningún favor al Estado de Derecho a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad a los jueces y a los fiscales". "Creo que es irresponsable la actitud de los dirigentes del PP", lamentó la vicepresidente que enmarcó las denuncias de los 'populares' en una estrategia de "tratar de desviar la atención sobre sus problemas" y en la que "ahora pretende arrojar sombras de duda no ya sobre el Gobierno, sino sobre todo el sistema judicial".

"EL PP, ABOGADO DE LOS IMPLICADOS EN GÜRTEL"

"Primero dijeron que se les escuchaba ilegalmente y, cuando se les pidieron pruebas, se callaron. Luego están trataron de hacer de abogados de los imputados --en relación con los implicados en el caso Gürtel--, cosa curiosa, para lograr que las escuchas telefónicas sean consideradas ilegales por usar un sistema en el que el señor Rajoy se gastó 10 millones de euros", insistió De la Vega, quien reiteró que "lo que pasa es que el sistema no es ilegal".

En concreto, a la hora de defender la legalidad de SITEL, se basó en las sentencias del Tribunal Supremo avalando este sistema. "El Supremo lo ha dicho no una vez, sino tres. El PP debería saber que hay dos sentencias de la Sala de lo Penal y una de la Sala Contencioso-Administrativo que han apreciado la legalidad del sistema", matizo la vicepresidenta, al tiempo que replicó las críticas del PP afirmando que "en un Estado de Derecho, quien juzga la ilegalidad de los actos de la Policía y los jueces son los tribunales. No vale sacar supuestos informes".