De la Vega rechaza "voces llamando a la insumisión" y defiende "políticos capaces de arrimar el hombro"

Destaca ante los agentes sociales que la inversión del Gobierno en CLM es un 25% más alta que la media nacional

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, mostró este lunes la voluntad del Ejecutivo de alcanzar el mayor grado de acuerdos posibles, porque a su modo de ver la reforma de la economía "puede tener cuerpo de ley, pero debe tener alma de pacto". Por ello agregó que ahora "no se necesitan voces llamando a la insumisión, sino dirigentes políticos responsables y capaces de arrimar el hombro cuando de verdad el país lo necesita".

De este modo se dirigió la vicepresidenta a los representantes de organizaciones empresariales, sindicales, cámaras de comercio, entidades financieras y miembros de la Universidad regional de Castilla-La Mancha, dentro del encuentro de trabajo que este lunes mantuvo con el presidente regional, José María Barreda, en Toledo.

De la Vega, que insistió en que la convicción del Gobierno es llegar a un pacto, se mostró confiada en que todos los partidos políticos coincidan en esa necesidad, pues a su juicio en estos momentos se "nos pide a todos pensar más en las próximas generaciones, y menos en las próximas elecciones".

Incidió asimismo en la necesidad de "aprovechar la crisis para construir una economía, un país, un futuro más seguro, más estable y más justo", objetivo que precisó, "no es de un partido, ni de este Gobierno", sino que demanda el concurso de todos.

Durante su intervención, abogó también por avanzar más hacia una "sociedad de ciudadanos" y por cultivar los principios de "confianza, diálogo, y cooperación", porque en aplicación de estos valores, "nos hemos convertido en la octava potencia económica mundial y en un referente en políticas de progreso social".

Pero la vicepresidenta aseguró que cultivar esos principios es una responsabilidad "de todos, de los empresarios, de los trabajadores, de los ayuntamientos, de las comunidades autónomas, y del Gobierno, el primero de todos, pero también de la oposición".

NO "TRABAJAR MÁS POR MENOS"

Dicho esto, apuntó que el Gobierno ha adoptado medidas para responder a lo "urgente" pero también para construir la España económica del nuevo siglo, "una economía más estable, más sostenible, más justa, más robusta", algo que el Ejecutivo ha hecho "no recortando derechos, ni trabajando más por menos, en ese terreno nunca podremos competir con las economías emergentes". Añadió que por contra "sí podemos hacerlo avanzando en innovación, en conocimiento, en nuevas energías; sí podemos y debemos hacerlo invirtiendo en formación y cualificación, en desarrollo e investigación".

Defendió la vicepresidenta primera ante los agentes sociales de Castilla-La Mancha que el Gobierno, pensando en las próximas generaciones, "ha sido el que más ha subido las pensiones mínimas en la historia de España", y que pensando en las generaciones que se jubilen dentro de treinta años "hemos propuesto discutir, en el pacto que nombre a este ciudad de Toledo, el retraso de la edad de jubilación".

Sobre este asunto De la Vega también afirmó que "quizás otros, simplemente habrían mirado para otro lado, quizás habrían dejado que lo resuelva quien venga después", pero, agregó "sencillamente es lo que hay que hacer y lo que se debe de hacer, porque dejar que otros se las apañen como puedan no es, no...