De la Vega responde al PP que es "indecente" asegurar que el PSOE quiere comprar votos con la deducción del IRPF

Asegura que a los electores no se les compra, sino que se les convence ya cusa al PP de insultar a los ciudadanos

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, respondió hoy el PP que es "indecente e intolerable" asegurar que el PSOE quiere comprar votos con la deducción de 400 euros en el IRPF, y añadió que este tipo de afirmaciones supone "una falta de respeto" y un "insulto" a los ciudadanos.



"A mí me parece increíble, no se compra a los ciudadanos jamás, no se compran ni se venden los votos, es un insulto, me parece indecente decir esto y es intolerable pensarlo. No creo que se pueda comprar ningún voto de ningún ciudadano", añadió De la Vega, tras apuntar que a los ciudadanos se les "convence" y se les "da argumentos".



De la Vega indicó, en declaraciones a Tele 5 recogidas por Europa Press, que cuando las propuestas fiscales vienen del PP "hay que aplaudirlas", mientras que cuando las hace el Gobierno, "hay que descalificarlas". "En democracia, todos tenemos la obligación y el derecho de explicar lo que vamos a hacer", reiteró.



En su opinión, esta medida es "muy coherente y muy creíble", dado que se enmarca en el proceso de rebajas fiscales que ha llevado a cabo el Gobierno en estos cuatro años. En este sentido, afirmó que el Ejecutivo quiere que los ciudadanos tengan beneficios en un momento como el actual, en el que puede verse afectada la capacidad adquisitiva de las familias.



"Es verdad que hay un sentimiento de que los precios han subido, el pan, la leche, las hipotecas, y es verdad que hay gente que tiene problemas para llegar a fin de mes, tanto lo sabemos que hemos bajado los impuestos y estamos tratando de evitar que las personas con economías más vulnerables, tengan que pagar el aumento del coste de la vida", subrayó.



REBAJAS FISCALES Y POLÍTICA SOCIAL



En este contexto, apuntó que la deducción de 400 euros ayudará a 13 millones de contribuyentes que, de esta forma, podrán hacer frente a la subida de la hipoteca o dedicar estos ingresos adicionales al consumo. "Lo vamos a hacer porque hemos tenido una buena política económica, sin renunciar a las políticas sociales", añadió.



Finalmente, sobre la crisis financiera, De la Vega indicó que tiene su origen en las "hipotecas basura" de Estados Unidos, y aseguró que no afectará a la economía española porque cuenta con un sistema hipotecario "muy garantista" y un sistema financiero "muy solvente".



Dicho esto, afirmó que la economía española "no está en recesión" y, aunque sufra "consecuencias indirectas" derivadas de esta crisis, está preparada "mejor que nadie" para afrontarlas.