Declaración del Presidente Felipe González con motivo de la condena a Leopoldo López en Venezuela

Leopoldo López ha sido condenado por Nicolás Maduro, como todos los demás presos políticos de Venezuela.

A Leopoldo, como a los demás condenados, le atribuyen los actos de violencia y las muertes que son responsabilidad del Gobierno.

Sin haber cometido ningún delito, sin ninguna prueba en su contra y sin ninguna garantía en el procedimiento seguido, el Régimen ha decidido una condena por razones políticas.

Con esta condena se consuma el proceso de destrucción de libertades democráticas emprendido por el Régimen.

Ni dentro ni fuera de Venezuela, nadie puede llamarse a engaño. Venezuela se ha convertido en una dictadura de facto. El Presidente decide por el Parlamento y por la Justicia.

L. López es el rehén político de la República Bolivariana y sólo unas elecciones, el 6 de diciembre, con garantías serias, pueden devolver la esperanza a los ciudadanos que viven en la escasez, la inseguridad y la violación de sus más elementales derechos”.