Declaración del secretario de Acción Política y Ciudadanía del PSOE, Patxi López, para responder a la oferta del PP de crear un frente anti independentista en Cataluña

Arratsalde on, buenas tardes:

Comparezco ante ustedes para dar respuesta, en nombre de mi Partido, a la propuesta lanzada esta mañana por la Secretaria General del Partido Popular, para crear “una gran coalición”, un frente único, según sus propias palabras, contra el bloque de los partidarios de la independencia en Cataluña.

Y quiero dejar bien claro desde el principio, que los Socialistas no estamos para armar frentes, sino para levantar puentes.

Es decir, no vamos a participar nunca, ni vamos a avalar, políticas de frentes ni de bloques enfrentados.

Ante una trinchera no vamos a levantar otra para mantener un enfrentamiento sin fin.

El Partido Socialista lo que propone (y ha propuesto desde el origen de este asunto) es la política de puentes. La que, de la mano del diálogo, busca soluciones y entendimientos, y hace propuestas para la convivencia de la ciudadanía catalana y española.

Ustedes saben, porque lo hemos venido repitiendo por activa y por pasiva, y así se lo manifestó personalmente esta misma semana, nuestro Secretario General, Pedro Sánchez, al Presidente de la Generalitat, Artur Mas, que los Socialistas estamos en radical desacuerdo con la consulta ilegal que anuncian los partidos independentistas; no sólo por ser ilegal (y el respeto a las reglas de juego es un requisito básico de la democracia y de los demócratas), sino porque lo único que se conseguiría es la fractura de la sociedad catalana y un grave perjuicio en todos los ámbito: económicos, sociales, culturales y de la propia convivencia.

Y esto es algo que podemos compartir con otras fuerzas políticas y, sobre todo, con muchos ciudadanos y ciudadanas de dentro y de fuera de Cataluña… Pero, desde luego, esa coincidencia no nos va a llevar nunca a materializar frentes que ahonden más la división y que tengan como resultado el que, en lugar de hacer un país entre todos, lo hagamos unos contra otros.

Y la verdad es que hemos visto con mucha preocupación cómo, ante el desafío secesionista, el Partido Popular y el Gobierno de Mariano Rajoy han mantenido una posición absolutamente inmovilista (sin dar una sola respuesta, sin hacer una sola propuesta) pensando que los problemas se arreglaban solos y quiere ahora que otros asumamos la responsabilidad que no ha asumido el Presidente Rajoy y, además, de la misma manera, sin propuestas ni respuestas. El frente por el frente.

Se pudiera pensar que algunos plantean ciertas coaliciones para echar a otros su propia responsabilidad y ocultar su propio fracaso.

Y a eso no vamos a jugar. El Partido Socialista ha puesto sobre la mesa la única propuesta constructiva de salida a la tensión territorial que tenemos planteada: una reforma en sentido federal de la Constitución. Una reforma que aporta soluciones a los problemas reales que se han puesto de manifiesto en el funcionamiento del Estado de las Autonomías y que da cabida a la diversidad de nuestro país.

Y es que el PSOE busca la concordia ciudanía; busca un nuevo acuerdo ciudadano para definir la España moderna del siglo XXI.

El PSOE no busca coaliciones de partidos que se enfrenten entre sí, buscamos mayorías ciudadanas que, en Cataluña pongan fin a la crispación y enfrentamiento, y en España se sumen al compromiso de modernizar el país.

Y esas mayorías ciudadanas las tenemos que construir desde el debate público, desde la razón, y desde la defensa de los principios democráticos. Queremos mayorías ciudadanas que, independientemente de a quien voten, compartan valores y un futuro compartido.