Educar en la diversidad

El PSOE se suma, un año más, a esta celebración de la diversidad, la libertad y la igualdad

Este 28 de Junio celebramos el 40 aniversario de las revueltas de Stonewall, acontecimiento que marca el nacimiento del movimiento de liberación homosexual, transexual y bisexual actual, y que se conmemora en todo el mundo como el Día Internacional del Orgullo. Las mujeres y hombres socialistas nos sumamos, un año más, a esta celebración de la diversidad, la libertad y la igualdad, a este verdadero Orgullo Ciudadano.

Cuarenta años en términos históricos no es nada, pero sin duda podemos sentirnos orgullosos de las conquistas que hemos alcanzado en España durante los últimos cinco años. Podemos decir que nuestro país se encuentra a la cabeza de los que reconocen los derechos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB), y, en este proceso, las mujeres y hombres socialistas hemos sido pieza clave para su impulso y desarrollo, especialmente desde el Gobierno de España. A pesar de estos importantes avances, aún quedan cosas por conseguir y realidades que cambiar para garantizar que la libertad y la igualdad, que nuestra Constitución proclama, sean reales y efectivas para toda la población LGTB. Este año los colectivos reivindicativos han declarado el Año de la Diversidad Afectivo Sexual en la Educación. Es sin duda una importante apuesta del movimiento reivindicativo, y una necesidad social prioritaria si queremos vencer los altos índices de rechazo hacia esta población en el sistema educativo que señalan los estudios y que ponen de manifiesto que los centros educativos no son espacios seguros para los adolescentes y jóvenes LGTB, ni para los hijos e hijas de familias homoparentales.

Queremos especialmente denunciar el acoso homofóbico y transfóbico que se produce en la escuela, causa de uno de cada tres intentos de suicidio en jóvenes y adolescentes. Apostamos por una educación que promueva la diversidad sexual, y que impida la violencia y la discriminación hacia los jóvenes LGTB, y hacemos un llamamiento a todas las instituciones educativas a que impulsen con mayor ahínco las medidas necesarias para hacer de los centros educativos espacios seguros para la diversidad, así como el cese del boicot hacía los contenidos de Educación para la Ciudadanía y hacia la propia asignatura que vienen realizando, en este ámbito, los sectores conservadores.

Ganar la apuesta por una escuela que eduque en la diversidad es ganar el futuro, porque sólo una sociedad que educa en la diversidad puede gestionarla adecuadamente. Para ello no nos faltan instrumentos como la Ley Orgánica de Educación (LOE), que establece el respeto a la diversidad afectivo sexual como uno de sus objetivos, o la implantación de la asignatura de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos. Es bien cierto que ambos instrumentos han contado con el más firme oposición del Partido Popular y de la jerarquía de la iglesia católica, por lo que debemos ser tan activos en la defensa e implantación efectiva de esta asignatura y sus contenidos como el integrismo religioso y el conservadurismo político extremo lo es en su boicot.

Queda aún pendiente en la mayoría de nuestras sociedades el gran salto adelante en la igualdad real, social e integral de las personas homosexuales, bisexuales y transexuales en todos los ámbitos: la educación, el mundo del trabajo, el acceso igualitario a los bienes y servicios, los medios de comunicación, la realidad rural, etc. Reivindicamos la iniciativa de nuestro Partido con la Ley de Igualdad de Trato y contra la Discriminación que el Gobierno remitirá a las Cortes próximamente, así como los Planes de Igualdad qu...