El AVE iniciará su servicio comercial en Barcelona el 20 de febrero

Según el anuncio efectuado en Barcelona por la ministra de Fomento

La línea del AVE entrará en servicio comercial en Barcelona el próximo 20 de febrero y los billetes para cubrir el trayecto entre la capital catalana y Madrid empezarán a comercializarse este jueves, ha anunciado hoy la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez.

Magdalena Álvarez ha protagonizado hoy una "visita relámpago" a Barcelona, adonde ha llegado hasta la estación de Sants en uno de los AVE que estos días prueban el estado del último tramo construido de la línea de la alta velocidad, y que ha partido de la ciudad de Tarragona.

Tras un viaje en el AVE que "ha ido muy bien", según la ministra, Álvarez se ha entrevistado con el presidente de la Generalitat, José Montilla, y posteriormente, ha anunciado la fecha largamente esperada en Cataluña, desde que hace doce años se iniciaran las obras en Madrid.

"Bien está lo que bien acaba", ha subrayado la ministra, que ha remarcado que "hoy es un día feliz para todo mi equipo porque entendemos que es un día feliz para Cataluña", ya que el AVE aporta "progreso y desarrollo" a Barcelona, a la comunidad catalana y a toda España.

La ministra ha reconocido, no obstante, que le hubiera gustado "una historia distinta porque hemos tenido problemas que han complicado la vida a los ciudadanos, a los que les vuelvo a pedir mis más sinceras disculpas".

"Hemos llegado dos meses después de lo que nos comprometimos y después de tantos años estamos seguros de que los ciudadanos sabrán entender este retraso de dos meses", ha estimado Magdalena Álvarez.

La ministra ha agradecido el apoyo de "todos los que han colaborado en los momentos difíciles", entre los que ha citado a los ayuntamientos afectados por los cortes de vías de Cercanías a causa de socavones inesperados por la construcción de la línea, a la Generalitat y al Cecof, el centro de coordinación ferroviaria.

La comparecencia de Álvarez y su llegada a Sants en AVE ha causado una gran "expectación" en Barcelona, tal como ella misma ha admitido en su comparecencia tras reunirse por espacio de casi una hora con el presidente de la Generalitat.

Por su parte, el alcalde de Barcelona, el socialista Jordi Hereu, ha mostrado su "satisfacción" tras el anuncio de la llegada del AVE a la capital catalana, al considerar que se trata de una "cita histórica para la ciudad y para el país".

Hereu ha vaticinado que la línea "tendrá gran respuesta" porque aportará un gran cambio "del que todavía no somos conscientes", ya que supondrá "multiplicar los contactos e intercambios" económicos, sociales y culturales, no sólo con Madrid, sino también con Tarragona, Lleida y Zaragoza, y en un futuro con Europa.