El Comité del Mediterráneo de la Internacional Socialista aprueba la Declaración de Málaga

Madrid, 17 de diciembre de 2016.- El Comité del Mediterráneo de la Internacional Socialista ha aprobado este sábado la Declaración de Málaga, que reúne las prioridades de los socialistas mediterráneos. Desde este documento, los integrantes de la IS realizan un llamamiento a la Comunidad Internacional para que ponga fin a la guerra en Siria y comience su reconstrucción para que los refugiados puedan regresar a su país cuanto antes. Precisamente sobre la guerra en Siria, también recuerdan a los gobiernos europeos la necesidad de articular una política de acogida real de los refugiados mientras se pone fin a la guerra.

 

Conflictos enquistados como el que viven Israel y Palestina y el tema del Sáhara Occidental también figuran en el escrito, en el que se recogen además los pasos positivos que se están dando estos meses en Chipre. También condena la Declaración de Málaga todos los actos terroristas e insta a los gobiernos a cooperar y compartir información y recursos para combatir esta lacra.

 

La secretaria general del PSOE de Andalucía, y presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha defendido durante la clausura un acuerdo global de países europeos y mediterráneos para el establecimiento de un programa de choque de acogida a menores no acompañados en campos de refugiados, ya que en estos momentos “no hay convención internacional que les proteja y son carne de cañón, las personas más vulnerables ante el desamparo y las mafias y el rostro más duro de esta tragedia de los refugiados” por la guerra y la violencia en sus países de origen.

 

Susana Díaz ha recordado que Andalucía ya ha acogido a los primeros menores refugiados y ha incidido en que “no es suficiente, porque no queremos pequeños gestos de cara a la galería, sino un programa en el que participemos todos. Hay voluntad política, mucha de presidentes socialistas en gobiernos autonómicos y estoy convencida de que también la hay en muchos gobiernos europeos, de dar esperanza a estos niños y niñas, y tenemos que abordar la respuesta cuanto antes”.

 

La dirigente andaluza ha afirmado que los socialistas “tenemos un camino enorme por delante, tenemos que aprender de lo que nos pasa y modernizar nuestros partidos para seguir siendo útiles a ciudadanía, a nuestros países y al mundo”, siempre desde la defensa de “la libertad, la igualdad y la solidaridad”, según ha especificado. Ha añadido “no es suficiente lo que hagamos en nuestros territorios”, recalcando que “es fundamental afrontar de manera global los retos” porque “ser socialistas es mucho más que pensar en nosotros: somos internacionalistas, necesitamos defender la paz mundial y el bienestar global”.

 

Susana Díaz ha agradecido la elección de Andalucía y Málaga para la celebración de este encuentro, destacando que esta comunidad es “la región europea con experiencia más larga de gobiernos socialistas en el Mediterráneo y esto es oportunidad para demostrar que somos diferentes y nuestro compromiso con la paz, la solidaridad, la igualdad y una nueva gobernanza mundial”.

 

Ha subrayado dos situaciones difíciles que vive el sur de Europa, en referencia a la “crisis económica brutal que provoca desconcierto ciudadano, desigualdad y la reclamación justa al norte de que otra mirada al sur es posible y de que no hay unión europea sin unión social”, y también a la “tragedia de la migración y los refugiados, porque como socialista no me gusta mirar al Mediterráneo y ver un mar de sangre y muerte”.

 

La líder socialista andaluza ha lamentado el “mal acuerdo en Turquía para evitar muertes en el Egeo, que ha llevado a las mafias a llevar la muerte al mar entre Libia e Italia” y ha criticado que la guerra de Siria es “ejemplo de inoperancia mundial”, exigiendo ayuda humanitaria urgente “para miles de personas atrapadas en Alepo y otras ciudades”. “Tenemos que reivindicar la política de asilo y refugio que Europa no tiene, sólo así podremos mirar a los ojos a la gente y decir que los socialistas hacemos nuestra tarea”, ha subrayado.

 

Susana Díaz ha instado, igualmente, a las comunidades mediterráneas a aprovechar como oportunidades la situación geográfica privilegiada, una población dinámica y joven de 369 millones de personas, de las que el 50% tiene menos de 25 años “en los que hay que invertir”, y “una fortaleza energética brutal de la que hay que sacar partido”. Como desafíos en estas zonas, ha incidido en la necesidad de consolidar la democracia en las regiones democráticas y también de ahondar en la convergencia económica y política para rentabilizar el talento y el impulso empresarial.

 

 

Ricardo Cortés y Luis Ayala

 

Por su parte, el responsable de Internacional de la Comisión Gestora, Ricardo Cortés, ha destacado el trabajo “conjunto” de las diversas delegaciones presentes en este comité que trabajan por la “estabilidad en el Mediterráneo”. Desde las delegaciones de Israel y Palestina o Marruecos y Sáhara Occidental, por ejemplo.

 

Cortés se ha referido a la Declaración de Málaga, que sale de este encuentro, en la que recoge en primer lugar la necesidad de traer la “paz y la reconstrucción” a Siria y dar soluciones a la situación de los miles de refugiados que necesitan “un futuro”. El Mediterráneo tiene que volver a representar “una espacio de desarrollo, de valores e igualdad”, ha concluido Cortés en su intervención.

 

 

En la clausura también ha intervenido el secretario general de la Internacional Socialista, Luis Ayala. “Igualdad y solidaridad” son la prioridad para las 154 organizaciones políticas que integran la IS porque “hemos aprendido que, para mantener la paz, tenemos que luchar por las libertades y los derechos de todos los ciudadanos”.

 

Ayala ha defendido que la familia socialista “es la única familia política mundial que puede interpretar y priorizar las tareas que ahora mismo requiere el Mediterráneo: la paz, la libertad y la igualdad”. Pese a los momentos de desigualdad, “incrementados” en los últimos años para las políticas de “austeridad” impuestas en Europa, Ayala ha reivindicado la labor de los partidos socialistas porque “trabajamos por la gente, por las políticas sociales”. También ha tenido palabras para Siria: “es intolerable para toda la humanidad y ahí estamos comprometidos, para terminar con esa masacre”.

 

 

Ayala ha culminado sus palabras recordando a los asistentes que en marzo la Internacional Socialista celebrará su congreso en Colombia.

 

**Adjuntamos la Declaración de Málaga