El Congreso aprueba con carácter definitivo los Presupuestos del Estado para 2011

La Cámara también dio luz verde a la nueva normativa antitabaco y a la Ley de Economía Sostenible, norma que seguirá su tramitación en el Senado

(IMÁGENES DE LA SESIÓN EN EL CANAL DEL PSOE EN FLICKR)

El pleno del Congreso levantó en la noche de este martes el veto del Senado a los Presupuestos Generales del Estado de 2011, gracias al apoyo del PNV y CC, frente a la opinión del resto de grupos parlamentarios que insistieron en que las cuentas no ayudarán a la recuperación económica.

En su última votación en el Congreso de los Diputados, las cuentas recibieron el apoyo de 177 parlamentarios (PSOE, PNV y CC), que rechazaron el veto planteado por el Senado, frente a 171 votos en contra de los presupuestos del resto de grupos y favorables a mantener dicho veto.

Para la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, los presupuestos serán, junto con las reformas estructurales promovidas, la clave para una recuperación económica que pasa necesariamente por la consolidación de las cuentas públicas, con el objetivo de que el déficit del conjunto de las administraciones no supere el 6% del PIB a cierre de 2011.

Salgado reiteró que la recuperación económica pasa por la reducción del déficit público y la consolidación fiscal y negó que los presupuestos sean de "duro ajuste", tal como achaca el texto del veto del Senado.

Además, insistió en la austeridad de las cuentas de 2011 aunque puntualizó que los recortes que han alcanzado a casi todas las partidas se han hecho de forma "selectiva" manteniendo el núcleo de la protección social.

Por otra parte, en esta misma sesión, el Estatuto de Extremadura salió adelante al contar con el voto de las dos formaciones mayoritarias.

TABACO

El Congreso ha aprobado también este martes la Ley Antitabaco por la que en menos de dos semanas, apenas once días, no se podrá fumar en ningún establecimiento público cerrado.

La normativa entrará en vigor el 2 de enero, de modo que nochevieja y primero de año serán las últimas fiestas en las que los españoles podrán apurar sus cigarrillos en bares, restaurantes y discotecas.

Los diputados han coincidido en que 2011 ofrece una oportunidad genial a los adictos al tabaco para dejarlo, al tiempo que se libera a los 800.000 trabajadores de la hostelería de un aire contaminado, por el que cada año mueren en España 5.000 fumadores pasivos.

Ante el escepticismo de algunos sobre si los españoles respetarán la Ley, la ministra de Sanidad, Leire Pajín, ha reconocido que adaptarse a la prohibición "no será fácil ni inmediato" y exigirá "una responsabilidad compartida por todos y todas".

"Confiamos en la inmensa mayoría de empresarios que siempre cumplen y respetan las leyes", ha enfatizado Pajín, quien ha insistido en que hoy se ha dado "un paso decisivo a favor de la salud pública de nuestro país".

Pajín ha lanzado un "mensaje tranquilizador" a la hostelería, recurriendo a la situación de otros países y a diversos estudios que "dicen claramente que aunque existe un tiempo de adaptación, los bares no se quedarán sin clientes".

Más bien al contrario, según la ministra, la prohibición de fumar supondrá nuevas oportunidades de negocio, al contar ahora con todos aquellos clientes para los que el humo es un obstáculo.

Asociaciones científicas, sociedades de profesionales sanitarios y organizaciones de pacientes, muchas de ellas presentes en las tribunas de la Cáma...