El Congreso aprueba el decreto con las medidas negociadas contra la crisis

El real decreto-ley contó con el beneplácito de casi todos los partidos, a excepción de ICV, BNG y Nafarroa Bai que se abstuvieron

El pleno del Congreso de los Diputados aprobó hoy por amplia mayoría el real decreto-ley de medidas para el impulso de la recuperación económica y el empleo, que contiene 26 de las 54 iniciativas contra la crisis negociadas entre el Gobierno y los partidos políticos.

El real decreto-ley contó con el beneplácito de casi todos los partidos, a excepción de ICV, BNG y Nafarroa Bai que se abstuvieron, mientras que el PP a pesar de sus duras críticas también lo apoyó, si bien solicitó su tramitación como proyecto de ley para poder introducir enmiendas, petición que fue desestimada.

La norma, que se desarrolla en veintisiete artículos y seis disposiciones, contiene propuestas relativas a potenciar la rehabilitación de viviendas para generar actividad y empleo en este sector.

Así, la nueva deducción en el IRPF del importe de las obras realizadas en la vivienda habitual hasta el 31 de diciembre de 2012, una medida que tiene un coste recaudatorio de 1.400 millones.

Para acogerse a esta desgravación, la renta máxima anual es de 53.007,20 euros, aunque la deducción decrece cuanto mayor es la renta. A esta medida se suma la aplicación de un IVA reducido del 7% para las obras de rehabilitación, que a partir de julio subirá al

8%.

También hay actuaciones de apoyo a las pymes, como la que permitirá a las empresas recuperar de forma inmediata el IVA de las facturas impagadas desde hace más de seis meses.

En el ámbito financiero, el decreto ley incorpora la clarificación de los Sistemas de Protección Individual (SIP), conocidos como "fusión fría", que requerirán un compromiso mínimo de permanencia de diez años a las entidades que compartan riesgos

mediante esta figura, a la que el Gobierno garantizará neutralidad fiscal.

También acorta de un mes a diez días el plazo que da el Banco de España a una entidad con dificultades para que presente un plan de viabilidad y establece que si es la propia institución financiera la que detecta sus riesgos y pide ayuda al supervisor tendrá que hacerlo también presentando un plan.

El Congreso también aprobó otro real decreto-ley por el que se amplía la vigencia de determinadas medidas económicas de carácter temporal. Entre otras, se prorroga hasta el próximo 31 de diciembre el plazo relativo a la finalización convencional de las reclamaciones por obras adicionales ya ejecutadas, al tiempo de su entrada en vigor por las concesionarias de autopistas de peaje competencia de la Administración General de Estado.

Además se prorroga la acreditación de inversiones y finalización de obras del Fondo Estatal de Inversión Local 2009.