El Congreso aprueba el decreto ley que destina 8.000 millones de € a inversión local

A ello se suman los 3.000 millones para repartir entre sectores estratégicos como automoción, I+D+i o Dependencia.

El Pleno del Congreso de los Diputados aprobó hoy el decreto ley que contempla la creación de los fondos de inversión local de 8.000 millones y el destinado a la dinamización de economía y empleo de 3.000 millones, con la abstención del PP y ERC y el único voto en contra de UPyD.

El vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, aseguró hoy que el plan, que tiene como objeto la creación de 300.000 empleos en 2009, trata de "paliar los efectos de la crisis en los ciudadano más vulnerables", en un contexto de "rápido debilitamiento" de las circunstancias económicas y financieras que exige actuar de manera "urgente".

El decreto ley crea dos fondos, uno de 8.000 millones para ayuntamientos y otro de 3.000 millones repartido entre sectores estratégicos como automoción (800 millones) I+D+i (490 millones) ó Dependencia (430 millones).

El ministro de Economía y Hacienda reiteró que su contenido se enmarca en el conjunto de medidas extraordinarias para dar respuesta a un "contexto de intenso deterioro de las condiciones financieras y económicas", tal y como se propuso en las cumbres del G-20 en Washington y la UE del pasado mes.

"Partimos del principio de solidaridad", recalcó Solbes, quien detalló que este decreto plantea un importante "estímulo presupuestario excepcional" y una capitalización de la economía mediante la inversión pública y el "estímulo coyuntural" de sectores estratégicos para crear empleo.

"Esta actuación de carácter urgente excepcional supone un esfuerzo importante por parte de administración local y la Administración General del Estado y evidencia el compromiso de la Administración Pública con nuestros ciudadanos", insistió.

Respecto al fondo para los ayuntamientos, Solbes recalcó que los plazos "muy cortos" de solicitud (el 24 de enero) de las ayudas, siempre condicionadas a la creación de empleo y por criterios de población, permitirá que se puedan iniciar las obras en el primer trimestre de 2009, para lo que se establecerán procedimientos de urgencia según lo recogido en la Ley de Contratos del Sector Público.

Asimismo, se aplicará un "riguroso sistema de control" al destino de este fondo, gestionado por el Ministerio de Administraciones Públicas, a través de la Intervención General del Estado para garantizar la correcta aplicación de los fondos, de forma que ante cualquier irregularidad o incumplimiento, conllevará una "obligación de reintegro" de esas cantidades.

"Esta actuación de carácter urgente excepciona y concebirá en el marco de medidas adoptadas supone un esfuerzo importante por parte de la administración local y la Administración General del Estado y evidencia el compromiso de la Administración Pública con nuestros ciudadanos", concluyó Solbes.