El Congreso aprueba el techo de gasto de los PGE de 2011

Salgado destaca la "austeridad y realismo" del límite de gasto no financiero del Estado para el año próximo

El Pleno del Congreso de los Diputados aprobó este martes el límite de gasto no financiero de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2011, que se reduce un 7,7% en comparación con el de 2010.

El techo de gasto, que salió adelante con 169 votos a favor, 166 en contra y 13 abstenciones, es el primer trámite de los Presupuestos Generales del Estado, que el Gobierno presentará al próximo mes de septiembre.

El Gobierno ha fijado en 122.256 millones de euros el límite de gasto para los Presupuestos Generales del Estado de 2011, lo que supone un 7,7% menos respecto a 2010.

En concreto, el límite de gasto es de 150.056 millones de euros, si bien hay que excluir las transferencias a las administraciones territoriales. Así, la cifra final

que podrá gastar el Estado en 2011 será de 122.256 millones.

Las previsiones del Ejecutivo apuntan a que los ingresos estimados para 2011, en términos de contabilidad nacional, serán de 104.539 millones de euros, con un objetivo de déficit para el Estado del 2,3% del PIB.

"AUSTERIDAD Y REALISMO"

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado defendió hoy en el Congreso

que el objetivo 'techo de gasto' para 2011 se enmarca en un proceso de "aceleración"

de la reducción del déficit público ante el "notable deterioro" de las cuentas públicas, que tendrá un efecto positivo en la reducción de la prima de riesgo de España en los mercados financieros, lo que, a su vez, impulsará la captación de financiación del sector privado y permitirá contrarrestar el "impacto negativo" de la retirada de estímulos.

Salgado defendió ante el Pleno del Congreso, y aseguró que se consolida el "perfil

de recuperación" de la economía española con signos que llegó a describir como "favorables", aunque admitió el impacto que han supuesto las medias de ajuste para reducir el déficit.

No obstante, admitió que nuevas previsiones macroeconómicas y demográficas apuntan

a una "moderación" del crecimiento potencial de la economía, que alcanzará su suelo

en 2010 con un 0,5%, y no remontará a niveles del 2% a mediados de la década, aunque

señaló que todavía habrá que evaluar el impacto de la reforma laboral y la reestructuración del sistema financiero, así como de una eventual mejora del sector de la construcción residencial.

La número tres del Ejecutivo destacó la "austeridad y realismo" del límite de

gasto no financiero del Estado para el año próximo, que se situará en 122.256 millones de euros --150.056 millones antes de las transferencias a las comunidades autónomas--, lo que representa una caída del 7,7% sobre el presupuesto inicial de 2010, que ascendió a 132.442 millones de euros.

Salgado recordó que el techo de gasto se conforma a partir de unas previsiones

de ingresos de la Administración General del Estado (AGE) en términos de Contabilidad Nacional de 104.539 millones de euros, los fondos correspondientes al objetivo de déficit, los ajustes de contabilidad nacional, que incluyen las deudas pendientes de pagadores, de 21.186 millones de euros, y el descuento de las transferencias a las comunidades autónomas.

No obstante, destacó que el límite de gasto no financiero no puede compararse

este año directamente con el establecido en 2010 por el efecto del nuevo sistema

de fin...