El Congreso aprueba una iniciativa del PSOE para la protección del patrimonio educativo

Cándida Martínez considera que “salvaguardar y dar valor a ese patrimonio debe ser una acción integral promovida por los poderes públicos”

El Pleno del Congreso de los Diputados aprobará este martes una Proposición no de Ley del grupo socialista que solicita al Gobierno la puesta en marcha, en colaboración con las comunidades autónomas, de un plan de actuación específico para “recuperar, proteger, poner en valor y divulgar el patrimonio educativo” español.

El texto aprobado –una enmienda transaccional- pide, en concreto, que “el Gobierno proponga, en el seno de la Conferencia Sectorial de Educación, un Plan de protección, conservación y difusión del Patrimonio histórico educativo que contemple la elaboración de inventarios y catálogos de los bienes que lo componen; medidas para la conservación de los fondos documentales y las colecciones científicas; una estrategia para la conservación de los edificios escolares históricos; la investigación y divulgación de dicho patrimonio; y los créditos presupuestarios para la ejecución de dicho plan”.

Según ha explicado en su intervención la portavoz socialista de Educación, Cándida Martínez, se trata de "poner en valor" y "divulgar" el capital histórico, artístico, científico y didáctico acumulado por los centros escolares a lo largo del tiempo, que tiene un "indudable" valor histórico, cultural y educativo. “Salvaguardar y dar valor a ese patrimonio debe de ser una acción integral promovida por los poderes públicos”, sostiene la portavoz socialista para quien, además, “esta proposición es, también, un reconocimiento del valor central de la educación en la sociedad y del prestigio docente”.

Muchos centros educativos en nuestro país han albergado en sus aulas a insignes alumnos y profesores, poseen magníficas bibliotecas, laboratorios, instrumentos científicos, museos pedagógico-científicos, cartografía, obras de arte, edificios singulares, informes y publicaciones del profesorado, expedientes académicos, que constituyen “uno de los más ricos patrimonios colectivos de este país en los últimos ciento cincuenta años” y permite, además “recorrer la evolución de las ideas pedagógicas y del concepto mismo de educación a lo largo del tiempo”. Todo ello “requiere un tratamiento singular en el ámbito de las instituciones docentes que lo albergan”, ha señalado Martínez.

La portavoz socialista ha recordado que “la apuesta de la Ley Orgánica de Educación por el reconocimiento, apoyo y valoración del profesorado conlleva valorar en alto grado todo lo realizado por el mismo y las instituciones educativas, lo que supone la salvaguarda del valor histórico, artístico, científico y didáctico del fondo patrimonial que poseen los centros de enseñanza”. Asimismo, sostiene que “siguiendo las reiteradas recomendaciones de la Unión Europea y de la UNESCO, es preciso articular una política y una acción educativa para incrementar el respeto al patrimonio, y que tal formación es la base y el fundamento del surgir de una conciencia ciudadana responsable y sensible con nuestro mayor capital educativo colectivo".

“Es el tiempo del conocimiento, del impulso de la cultura científica; debe de ser también el tiempo de rescatar del olvido el rico legado de nuestras instituciones educativas”, ha concluido.