El Congreso autoriza la prórroga por dos meses de la misión militar en Libia

Chacón dice que el conflicto libio no tiene una solución militar y que el futuro del país debe escribirse sin Muamar Gadafi y su entorno próximo

Agencias

El Congreso ha dado  la autorización al Gobierno para prorrogar dos meses más la actuación de las tropas españolas en la misión internacional en Libia para proteger a la población de ese país, después de que lo solicitara la ministra de Defensa, Carme Chacón.

La Cámara ha permitido así que las fuerzas armadas sigan ayudando en el mantenimiento de la zona de exclusión aérea y además puedan colaborar en las labores de ayuda humanitaria, si lo pide la ONU, acompañando en la evacuación de ciudadanos o en la entrega de alimentos, medicinas y materiales de primera necesidad.

La Comisión de Defensa del Congreso ha dado el visto bueno a la prórroga con 37 votos a favor frente al único voto negativo del diputado de IU, Gaspar Llamazares.

La ministra de Defensa, Carmen Chacón, ha defendido la ampliación de la misión  que podría conllevar una nueva misión de protección de la ayuda humanitaria a la población civil, si lo aprueba la Unión Europa y lo autoriza Naciones Unidas, pero no implicará un aumento del coste ni la superación del máximo de 500 efectivos españoles autorizados, y por supuesto tampoco incluye desplazar fuerzas terrestres sobre suelo libio.

En cualquier caso, Chacón ha avisado que el conflicto libio no tiene una solución militar y que el futuro del país debe escribirse sin Muamar Gadafi y su entorno próximo.

INTERVENCIÓN LEGAL, LEGÍTIMA Y SOLIDARIA

Según ha recordado, la presencia española en esta operación internacional se sustenta en cuatro condiciones: el amparo legal que dan las dos resoluciones de Naciones Unidas sobre el conflicto, la coordinación con nuestros socios de la Unión Europea y de  a OTAN, el respaldo de los principales actores de la zona (organismos árabes y africanos) y el apoyo del Parlamento que el Gobierno obtuvo del Pleno del Congreso hace menos de un mes. "Todo ello hace que ésta sea una intervención legal, legítima y solidaria", remachó

Actualmente España participa en la operación 'Protector Unificado' de la OTAN con cuatro aviones de combate F-18 y un avión de reabastecimiento en vuelo --para la zona de exclusión aérea-- y una fragata, un submarino y un avión de vigilancia marítima --en el embargo naval de armas--. En total, 302 efectivos.  Ahora se trata de ampliar dos meses más la participación en la zona de exclusión aérea y de permitir la posibilidad de que sus integrantes puedan participar en la misión humanitaria que prepara la UE para facilitar la llegada de ayuda humanitaria y evacuación de refugiados, pero siempre si cuenta con respaldo de la ONU.

En este primer mes, los cazas españoles F-18 han cumplido 328 horas de vuelo aunque no han tenido que intervenir contra ningún avión no autorizado. Los aviones de combate, siempre por parejas, han volado cuatro horas por misión y han precisado de uno o dos reabastecimientos.

 

AHORA, LA VÍA DIPLOMÁTICA

"Las actuaciones militares tienen como objetivo la protección de población civil pero no son la solución --proclamó--. Esto no tiene una solución militar. Ahora deben ser las vías políticas y diplomáticas para una solución de paz duradera para Libia".

Chac&oacut...