El Congreso convalida el decreto-ley de reforzamiento del sistema financiero

Salgado asegura la "fase final" de la reordenación del sector permitirá despejar las "dudas" en los mercados y garantizar el flujo de crédito para "fomentar al máximo la recuperación y la creación de empleo"

l Congreso de los Diputados convalidó hoy el decreto-ley de reforzamiento del sistema financiero que exige a los bancos cotizados un capital principal del 8 % y del 10 % para aquellas entidades dependientes de los mercados mayoristas y sin inversores significativos.

El texto fue ratificado hoy con 177 votos a favor del PSOE, CiU y Coalición Canaria; 8 votos en contra de UPyD, ERC-IU-ICV y BNG, y 157 abstenciones del PP y PNV.

El decreto-ley convalidado hoy por el Congreso de los Diputados exige a las entidades cotizadas un capital principal del 8 %, un porcentaje que se eleva hasta el 10 % en el caso de aquellas que no coticen, que superen el 20 % de financiación mayorista y no hayan colocado al menos un 20 % de sus acciones entre terceros.

El capital principal que demanda el Ejecutivo estará formado por el propio capital, las reservas, las primas de emisión, los ajustes positivos por valoración, los intereses minoritarios y, adicionalmente, los instrumentos obligatoriamente convertibles en acciones antes de 2014.

Dichos requerimientos entran en vigor hoy, fecha en la que el Banco de España comunicará a las entidades su situación y las necesidades de capital.

Aquellas que no alcancen el nivel requerido, tendrán 15 días para comunicar al Banco de España la estrategia que llevarán a cabo para conseguirlo, que deberá incluir la forma en la que se captarán los recursos de terceros y la salida a bolsa de las entidades.

Si el plan de la entidad incluye la solicitud de apoyo del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), es decir ayuda pública por no poder alcanzar los requisitos establecidos, deberán incluir también, en el plazo de un mes, un plan de recapitalización.

Aquellas entidades que tengan que demandar ayuda pública mediante el FROB tendrán tres meses para convertirse en bancos, mientras que aquellas que prevean salir a Bolsa contarán con un plazo de 13 meses, seis más de lo que estaba previsto.

El decreto también incluye la reforma del FROB, mediante la modificación de su Comisión Rectora, que estará integrada por nueve miembros, y dota a este fondo de nuevas facultades para prestar apoyo financiero, como la autorización para adquirir acciones o aportaciones al capital social de las entidades para reforzar sus recursos propios.

Durante su defensa de la convalidación de la norma, la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha advertido de que es "extremadamente urgente y necesario" dar luz verde al último paquete de reformas para completar la "fase final" de la reordenación del sector, despejar las "dudas" en los mercados y garantizar el flujo de crédito para "fomentar al máximo la recuperación y la creación de empleo".

Salgado ha asegurado que el nuevo decreto sigue con la línea marcada por la creación de Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y la reforma de la Ley de Órganos Reguladores de las Cajas de Ahorro (LORCA), así como todas las medidas puestas en marcha desde 2008.

"Dado el contexto de elevada incertidumbre en los mercados, estas medidas debían entrar en vigor de manera urgente", ha afirmado Salgado, quien ha remarcado que las actuaciones siempre han ido destinadas a "minimizar" el impacto global de la crisis en el sistema financiero español y en el erario público.

PRESERVAR LA CONFIANZA EN BANCOS Y CAJAS

Así, la vicepresidenta económica ha explicado que España es uno de los pocos países en los que las ayudas a la banca han generado ingresos al Estado.

Salga...