El Congreso da luz verde a la tramitación de la ley que suprime la publicidad en RTVE

De la Vega justifica el cambio por la actual crisis publicitaria

El Congreso de los Diputados dio este miércoles luz verde a la tramitación del proyecto de ley del Gobierno que modifica el actual modelo de financiación de RTVE y suprime la publicidad en la televisión pública al rechazar las enmiendas a la totalidad presentadas por PNV, ERC-IU-ICV, BNG y UPyD.

Las enmiendas fueran rechazadas con los votos en contra del PSOE y de CiU y con la abstención del PP. El proyecto de ley --que se tramita por vía de urgencia-- será debatido en la Comisión Constitucional del Congreso, que cuenta con competencia legislativa plena, por lo que será enviado al Senado para continuar su tramitación. El Gobierno quiere que la ley entre en vigor en septiembre.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, que acudió al Pleno para explicar la reforma, aseguró que la progresividad diseñada hace dos años por los grupos para reducir la publicad de forma paulatina "ya no vale", porque el contexto económico actual "es claramente diferente".

Así, indicó que "la fórmula, válida hace tres años con crecimientos del mercado publicitario de un 3 por ciento anual, ya no lo es". "Está claramente superada por las circunstancias", agregó. Según dijo, la continuidad del actual modelo de financiación supondría "deuda para el sector público y asfixia para el privado".

De este modo, De la Vega defendió que con esta reforma el Gobierno se limita a "acelerar" el proceso ya diseñado en la ley de 2006 por el Congreso para RTVE. Asimismo, señaló que la radio y televisión pública contarán con una financiación "adecuada y estable" que garantizará "un buen servicio público a los ciudadanos", y RTVE seguirá siendo "independiente y autónoma".

En cuanto a la calidad, De la Vega afirmó que el Gobierno está dispuesto "a que en su desarrollo posterior ose pueda introducir un sistema de valoración específico de la programación desarrollada para evaluar la calidad.