El Congreso elige a José Bono como presidente y el Senado a Javier Rojo

Ambos políticos sitúan al Parlamento como escenario de diálogo y entendimiento

El socialista José Bono ha sido elegido presidente del Congreso de la novena legislatura con 170 votos a favor, en una sesión plenaria en la que ha sido necesaria una segunda votación.

Bono se ha comprometido en su primera intervención como tercera autoridad del Estado a atender a todos por igual, especialmente a las minorías. "En ser justo es en lo que comprometo el honor que hoy me otorgan", ha subrayado Bono en un discurso con el que ha dado por constituida la Cámara Baja y en el que ha asegurado que la diversidad es un hecho, "pero la igualdad es el derecho principal".

El ex presidente manchego, quien ha pedido la "indulgencia" del resto de diputados por los errores que pueda cometer en sus inicios, ha advertido de la necesidad de que los parlamentarios cumplan con rigor su deber.

Precisamente el primer deber del presidente, ha reflexionado, empieza por "serlo de todos, cualquiera que haya sido la confianza otorgada", y atender "con solicitud a todos por igual, especialmente a las minorías".

SENADO

Por su parte, Javier Rojo, que ha sido reelegido presidente del Senado, ha señalado en su primer discurso de la legislatura que la reforma de la Cámara, para darle un mayor carácter territorial, podría ser "un bálsamo" para aliviar las tensiones entre las comunidades autónomas y de éstas con la Administración central.

Rojo ha insistido, como ya lo había hecho en su discurso inaugural en el Salón de Plenos, en la necesidad de reformar el Senado para que sea la auténtica Cámara de representación territorial.

El político vasco ha agradecido a los grupos parlamentarios que le han apoyado su voto favorable -todos salvo el PP- y ha precisado que "lo más importante es lo que nos queda por hacer" en esta legislatura, como la reforma de la Constitución para modificar el Senado.

Rojo ha deseado que en esta legislatura haya "un clima político distinto", con "más utilidad política para mejorar España" y lograr, entre otras cuestiones, esa reforma para "la España territorial".