El Congreso rechaza las comparecencias de los ministros Moratinos y Rubalcaba sobre Melilla

Alonso señala que el PP ha llevado a cabo una "estrategia desleal" para tratar de convertir esos "incidentes aislados" en una auténtica crisis entre los dos países

Agencias

El Congreso ha rechazado este lunes las comparecencias de los ministros de Asuntos Exteriores e Interior, Miguel Ángel Moratinos y Alfredo Pérez Rubalcaba, respectivamente, en la Cámara Baja, para dar cuenta de los sucesos ocurridos en las últimas semanas en la frontera entre Melilla y Marruecos.

La petición de comparecencias, que habían solicitado los diputados del PP, IU, ICV, ERC y grupo mixto, ha sido rechazada por 29 votos en contra, 20 a favor y 3 abstenciones en el marco de la Diputación Permanente.

El portavoz del PSOE, José Antonio Alonso, ha insistido en que el Gobierno se hizo cargo de la situación desde el primer momento e hizo todas las gestiones diplomáticas precisas "con sensatez y responsabilidad, haciendo mucho y hablando poco".

A su juicio, en este tiempo el PP ha llevado a cabo una "estrategia desleal" para tratar de convertir esos "incidentes aislados" en una auténtica crisis entre dos países soberanos. "Teatro, puro teatro --proclamó--. Son ustedes unos irresponsables también en política exterior. Compórtense. Han aprovechado el verano para teatralmente meter la pata".

BLANCO COMPARECE ESTE JUEVES

El ministro de Fomento, José Blanco, comparecerá el próximo jueves, 26 de agosto,en el Congreso de los Diputados para exponer la nueva reprogramación en Infraestructuras, según acordaron hoy los grupos parlamentarios en la Diputación Permanente, que rechazó, en cambio, la comparecencia de la vicepresidenta económica, Elena Salgado.

La comparecencia de Blanco, solicitada por el PP, IU-ICV-ERC, BNG y CiU y que contó con el voto a favor del PSOE, se producirá después de que Blanco y Salgado anunciaran la pasada semana que se destinarían 500 millones adicionales a la inversión en infraestructuras tras el recorte inicial adelantado por el Gobierno, de unos 6.400 millones de euros, que el propio ministro de Fomento calificó como "excesivo".

Con la nueva dotación, el Ejecutivo contempla recuperar alrededor de 50 obras que, en primer momento, iban a ser aplazadas o paralizadas y que Blanco deberá concretar durante su comparecencia en el Congreso esta misma semana.

El diputado del PSOE, Rafael Simancas, aseguró que la comparecencia de Blanco es una "buena noticia", y afirmó que la "transparencia y el diálogo" forman parte de la forma de actuar habitual del Ministerio de Fomento, ya que el ministro ha comparecido seis veces en lo que va de año. Además, señaló que se trata de una comparecencia para dar buenas noticias, lo que es "grato" para el Ejecutivo.

Así, indicó que, a pesar de mantenerse el ajuste presupuestario, en los Presupuestos de 2011 se contará con un pequeño, pero significativo colchón financiero para que algunas obras, alrededor de 50, que iban a ser objeto de un retraso, puedan desarrollarse de manera más rápida.

"Buenas noticias para nuestras empresas y para nuestro empleo", subrayó Simancas, tras afirmar que parecen "molestar" al PP. Además, justificó el cambio de criterio del Gobierno asegurando que la actividad económica es dinámica y que ahora, después de pagar la deuda más barata, lo "lógico, razonable y responsable" es que se corrijan los porcentajes al alza.

Lo que no sali...