El Congreso respalda la iniciativa socialista para derogar la reforma laboral del PP

“Queremos que esta Legislatura sea la Legislatura del nuevo Estatuto de los Trabajadores para los buenos empleos y los salarios dignos”, defiende en el pleno el portavoz socialista de Empleo

13/12/2016

"Queremos que esta Legislatura sea la Legislatura del nuevo Estatuto de los Trabajadores para los buenos empleos y los salarios dignos", ha subrayado hoy el portavoz de Empleo y diputado por Madrid, Rafael Simancas, que ha defendido en el pleno la proposición no de ley para derogar la reforma laboral, aprobada hoy en el Congreso.

La iniciativa socialista pretende derogar el conjunto de normas que el PP ha impuesto unilateralmente durante los cinco últimos años y que han ocasionado el recorte de derechos y el empobrecimiento de la mayoría de los trabajadores españoles. “Pretendemos sustituir tales normas impuestas por un nuevo Estatuto de los Trabajadores, acordado tanto en el ámbito social como en el ámbito político, que recupere derechos, calidad, estabilidad y salarios dignos para el empleo en nuestro país”, ha defendido en su intervención Simancas.

El portavoz de Empleo ha subrayado que el objetivo es “pasar de un mercado de trabajo precario e injusto a otro más estable y más justo, pasar de una economía débil y frágil a una economía más sólida y competitiva”. Al respecto, destacó que hay que derogar los aspectos más dañinos en las normas laborales vigentes como el debilitamiento de la negociación colectiva a favor del poder unilateral del patrón para fijar salarios y jornadas; la prevalencia de los convenios de empresa sobre los de sector; la descausalización de contratos y de despidos, los falsos contratos temporales, los falsos contratos a tiempo parcial, los falsos autónomos, los falsos becarios, que facilitan la explotación laboral; la discriminación de los trabajadores subcontratados frente a los contratados directamente; la eliminación del subsidio para parados mayores de 52 años y el recorte de la cobertura al desempleo.

“Y hay que cambiarlo por un nuevo Estatuto de los Trabajadores que refuerce la negociación colectiva en el establecimiento de salarios y condiciones de trabajo; que simplifique la planta de contratos y asegure que los contratos temporales son para empleos temporales y los contratos a tiempo parcial son para empleos a tiempo parcial, sn fraudes, sin explotación”, dijo. “Que eleve progresivamente los salarios mínimos; que trabaje por la igualdad real entre mujeres y hombres; que convierta por fin las políticas activas de empleo en una herramienta eficaz para ayudar a los jóvenes y a los parados de larga duración a encontrar un trabajo digno; y que recupere el subsidio para parados mayores de 52 años y eleve la cobertura al desempleo al menos del 54 al 70% en que la dejamos en 2011”, repasó.

Balance de la reforma laboral del PP: más paro de larga duración, más precariedad laboral y más pobreza laboral

Frente a quienes consideran un éxito la reforma laboral del PP, porque “defienden un modelo de competitividad basado en los contratos precarios, en la devaluación salarial y en el recorte de los derechos de los trabajadores”, denunció Simancas, el portavoz compartió el balance que hacen la mayoría de los trabajadores españoles de la reforma laboral del PP: más paro de larga duración, más precariedad laboral y más pobreza laboral”.

En ese sentido, describió que con la reforma laboral del PP hemos pasado “de un mercado laboral regulado a la desregulación y la ley del más fuerte, que siempre es la ley del empresario”; “del equilibrio en las relaciones de poder dentro de la empresa, a todo el poder para el patrón”; “de la negociación colectiva y garantista de las condiciones de trabajo a la negociación precaria empresa a empresa, trabajador a trabajador”; “del reparto más o menos equilibrado de las rentas disponibles al abuso de los beneficios empresariales sobre las rentas del trabajo”; “de los buenos empleos a los empleos basura, de los salarios dignos a los salarios indignos, del trabajo como garantía de integración social y vida digna al trabajo que ya no protege de la pobreza y la marginalidad social”, fue enumerando en su intervención en el pleno.

Con la iniciativa socialista se busca sustituir “el conjunto de normas que han empobrecido injustamente a los trabajadores de este país” por “una regulación nueva y justa”, mediante “una acuerdo social y político a plasmar en un nuevo estatuto de los Trabajadores que recupere derechos y garantice buenos empleos”, resumió Simancas.

El portavoz de Empleo aprovechó su intervención para lanzar un mensaje a la ministra Báñez y su propuesta para racionalizar horarios laborales: “la mejor manera de evitar los horarios irracionales en el trabajo, pasa precisamente por derogar la reforma laboral, porque se estableció para facilitar que los empresarios fijaran de una manera unilateral las jornadas laborales que quisieran, los horarios que quisieran y los salarios que quisieran”. “Que la Ministra explique su propuesta de horarios felices a los miles de jóvenes y menos jóvenes explotados con jornadas interminables y salarios de miseria por su reforma laboral”, dijo.