El déficit del Estado cae el 48,2% hasta julio y se sitúa en el 2,44% del PIB

La mejora en la actividad económica impulsa el IVA

El Estado registró un déficit de 25.774 millones de euros entre enero y julio, el 2,44% del PIB, frente al saldo negativo de 49.801 millones registrado en el mismo periodo de 2009, lo que supone una reducción del 48,2%, según una nota del Ministerio de Economía y Hacienda.

Este resultado fue consecuencia de unos pagos que se situaron en 103.673 millones de euros, un 3,8% menos, y unos ingresos de 77.899 millones, un 34,4% más. En términos de caja, una metodología contable que anota los ingresos y pagos que efectivamente se han realizado, el déficit del Estado ascendió a 29.681 millones de euros en los siete primeros meses del año, frente al saldo negativo de 50.946 millones registrado en el mismo periodo del año anterior.

La recaudación neta obtenida hasta el mes de julio ascendió a 104.166 millones de euros, lo que supone un incremento del 10,4% en comparación con el mismo periodo de 2009.

Los ingresos impositivos, que representan el 92,1% del total, crecieron por quinto mes consecutivo al aumentar un 14% gracias a las medidas de consolidación fiscal aprobadas por el Gobierno y a la estabilización de la situación económica.

En concreto, los impuestos directos generaron unos ingresos de 50.885 millones de euros en los siete primeros meses del año, un 3,3% más. Por figuras impositivas, el IRPF acumula una recaudación de 41.856 millones en el año, lo que supone un incremento del 5,3% en comparación con 2009.

Esta evolución positiva del IRPF se explica, según el Departamento que dirige Elena Salgado, por el menor importe de las devoluciones realizadas y por el efecto de las medidas fiscales aprobadas por el Gobierno, como la supresión parcial de los 400 euros y la subida del tipo de las rentas del capital del 18% al 19%.

Por su parte, el Impuesto de Sociedades se mantiene como el único gran impuesto que presenta una evolución negativa en 2010, ya que los ingresos obtenidos por este tributo han caído un 9,8% entre enero y julio, hasta los 6.247 millones de euros.

En cuanto a los impuestos indirectos, han proporcionado una recaudación de 45.052 millones de euros en lo que va de año, lo que supone un crecimiento del 29,2% en relación con el ejercicio precedente. Dentro de este capítulo destaca la recaudación or IVA, que creció un 42,2% hasta julio, el mismo mes en el que entró en vigor el incremento de los tipos de este impuesto.

LA MEJORA DE LA ACTIVIDAD IMPULSA EL IVA.

Desde Economía, aseguran que en la evolución del IVA siguen operando los mismos factores que en otros meses: el descenso de las devoluciones, los ingresos derivados de los aplazamientos concedidos y la mejora de la actividad económica, que ha elevado un 5% los ingresos brutos del impuesto.

Los ingresos por Impuestos Especiales, por su parte, crecieron un 5,7% entre enero y julio, hasta 11.471 millones de euros. En concreto destacan los incrementos de la recaudación en el Impuesto sobre el Tabaco (7,9%) y en el Impuesto sobre Hidrocarburos (4,4%).

En cuanto al capítulo de pagos no financieros, sumaron 106.011 millones al cierre del séptimo mes del año, lo que supone un retroceso interanual del 2,5% en comparación con los 108.703 millones registrados hasta julio de 2009.

PRIMERA CAÍDA DE LOS GASTOS EN AÑO Y MEDIO

Se trata de la primera reducción interanual del capítulo de pagos no financieros desde enero de 2009. ...