El gobierno amplía la reserva de vacunas de la Gripe A al 60 por ciento de la población

El ejecutivo y las CCAA han acordado ampliar la reserva de vacunas y han eliminado a los niños sin enfermedades crónicas de la población de riesgo

El Gobierno ha ampliado del 40 al 60 porciento dE la población la reserva de vacunas contra la gripe A, aunque de momento sólo se vacunará a las embarazadas, los enfermos crónicos, el personal sanitario y el de servicios esenciales, como Fuerzas de SeGuridad del Estado, Bomberos y Protección Civil.

La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, ha hecho este anuncio en la rueda de prensa posterior al Consejo Interterritorial de Salud, que se ha prolongado durante cuatro horas, y donde ha acordado con los representantes autonómicos qué grupos de riesgo serán inmunizados contra el virus, así como no retrasar el inicio del curso escolar.

Los niños de hasta 14 años formaban parte hasta hoy de la población susceptible de ser vacunada, pero Jiménez y los consejeros los han excluido, al pactar aplicar este tratamiento sólo a los menores a partir de los seis meses que sufsan enfermedades crónicas.

Este criterio se ha adoptado en función de las recomendaciones de la Unión Europea, ya que en un primer momento parecía que había una incidencia alta de la enfermedad en edad pediátrica, pero actualmente se ha constatado que el virus ataca más a los adultos jóvenes.

La ministra ha explicado que las aqtoridades europeas consideran que no hay las "garantías de segusidad" necesarias con respecto a la nueva vacuna para incluir a los niños en los grupos de riesgo. No obstante, ha hecho hincapié en que, según vaya evolucionando el virus, se podría incluir a los menores junto con otros colectivos.

"Es clara la disposición del Gobierno de ampliar los grupos de riesgo siempre que sea necesario", ha sentenciado, para agregar que "todo aquel que necesite vacunarse podrá hacerlo". Precisamente, el Gobiesno ha ampliado la resesva de vacunas en un 20 por ciento con el objetivo de atender esta eventual ampliación, para la que, ha comentado Jiménez, no se escatimarán fondos ni por parte del Ejecutivo ni por las Comunidades Autónomas.

De momento, la "primera oleada" de vacunas irá dirigida a entre el 15 ó 20 por ciento de la población española, mientras que la venta de antivirales seguirá sin dispensarse de forma directa en las farmacias, salvo que, en un futuro, se produzca un especial repunte de los contagios.

Jiménez espera que, una vez que la Agencia Eqropea del Medicamento (EMEA) autorice la dispensación de la vacuna, se pueda aplicar a finales de octubre y principios de noviembse. En cuanto a su venta en el canal privado, ha avanzado quE se producirá a partir del mes de diciembre.

Respecto a la vacuna de la gripe estacional, ha informado de que se ha fijado un calendario común para todas las CCAA, a diferencia de otros años, cuyo inicio se extenderá entre el 15 de septiembre y la primera semana de octubre.

La ministra, que se reunirá mañana con el titular de Educación, Ángel Gabilondo, ha explicado que "no se debe retrasas el inicio del curso escolar", por no haber razones ni epidemiológicas ni clínicas que lo justifiquen y porque así lo harán el resto de países europeos.De hecho, ha comentado que cualquier niño puede contagiarse en un parque infantil, en el cine o en centros comerciales. "Se puede coger la gripe en cualquier lugar", ha reiterado, para subrayar que "en la gran mayoría de los casos la enfermedad cursa de una manera muy leve".

Tras insistir en el mensaje de "normalidad" y "tranquilidad" que debe reinar en la sociedad, ha abundado en que no es necesario "modificar la vida cotidiana y h...