El Gobierno aprueba el Plan de Prevención de Incendios Forestales

Servirá para "profundizar más" en la colaboración con las CCAA para prevenir los incendios

El Gobierno aprobó este viernes en Consejo de Ministros el Plan de Prevención de Incendios Forestales 2009-2010, cuyo objetivo es reducir el riesgo de inicio del fuego y su propagación como incendio forestal, intensificando la protección de los montes y su sostenibilidad, mediante actuaciones de selvicultura preventiva, lineales y sobre la masa, complementarias a las que se llevan a cabo en la actualidad.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la ministra de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, afirmó que el plan servirá para "profundizar mucho más" en la colaboración con las comunidades autónomas para prevenir los incendios, además de contribuir "con efectos positivos sobre el cambio climático" y crear unos 11.000 empleos directos y otros tantos empleos indirectos.

Preguntada por los incendios de este verano, Espinosa señaló que este año ha habido "bastantes menos incendios que el año pasado", aunque indicó que todavía "no ha acabado la etapa de riesgos forestales" e informó de que ha solicitado comparecer en el Congreso de los Diputados en el mes de octubre para dar "datos definitivos".

Por otro lado, sobre la posible relación de la aprobación del plan con el "parón inmobiliario", Espinosa afirmó que no se puede "vincular en absoluto" la prevención de incendios con el sector inmobiliario.

El Plan tiene carácter bianual, un coste de 250 millones de euros y contempla actuaciones sobre 275.000 hectáreas. Además, incluye actuaciones lineales, mediante las que se establecerán discontinuidades lineales en el perímetro de la masa forestal, o en su interior a lo largo de los caminos, vaguadas y divisorias, como pueden ser el acondicionamiento y mantenimiento de áreas y fajas cortafuegos, fajas auxiliares en vías de comunicación, líneas de defensa o creación y mejora de pastizales.

Por otra parte, contempla actuaciones sobre la masa forestal que permitirán diversificar la estructura de la vegetación. Asimismo, se introducen discontinuidades en aquellos sistemas de alta homogeneidad específica y estructural, evitando superficies muy extensas monoespecíficas, conservando y favoreciendo la mezcla de especies o la presencia de rodales o bosquetes de especies diferentes.

Este tipo de actuaciones incluirá también el resalveo de montes bajos para su transformación en monte alto, compatibilizándolo con el aprovechamiento silvopastoral, así como clareos y claras en repoblaciones y regenerados con espesura excesiva.

En los espacios forestales de la Red Natura 2000 estas acciones se realizarán atendiendo a su compatibilidad con la gestión del espacio correspondiente, mientras que en los terrenos forestales desarbolados se procederá a realizar labores preventivas en una franja de cien metros colindantes con las masas arboladas.

MEJORA CAMBIO CLIMATICO

El Programa de Prevención de Incendios Forestales favorecerá, además, la adaptación al cambio climático mediante la mejora de las masas forestales como sumideros que incrementen el potencial paisajístico, productivo y ambiental de los ecosistemas, potenciando también el patrimonio natural y la biodiversidad.

Al mismo tiempo, ayudará a mitigar la desertificación, a incrementar la seguridad frente a riesgos ambientales, a través de actuaciones de protección y labores preventivas para mejorar el comportamiento de los ecosistemas frente al fuego. Se incrementa simultáneamente el empleo rural al reconducir mano de obra excede...