El Gobierno aprueba la modificación del Reglamento del IRPF para poder aplicar los 400 euros

De la Vega: todavía queda margen para invertir en infraestructuras y desarrollar derechos sociales como la dependencia

El Consejo de Ministros aprobó este viernes un Real Decreto que modifica el actual Reglamento de la ley que regula el IRPF para poder aplicar la nueva deducción de 400 euros para asalariados y pensionistas, que entrará en vigor el próximo 1 de junio.

Esta modificación permite anticipar, sin esperar a la presentación de la declaración de la renta, la nueva deducción de 400 euros en el IRPF a los contribuyentes que perciben rentas del trabajo (fundamentalmente, asalariados y pensionistas) soportando la correspondiente retención y también a los que perciban rendimientos procedentes de actividades económicas que presenten pagos fraccionados.

La nueva deducción se aplicará a través de una minoración de las retenciones mensuales, de tal manera, que en la nómina de junio los contribuyentes percibirán un total de 200 euros más (la cuantía correspondiente al periodo entre enero y junio).

El importante restante hasta alcanzar la cuantía total de 400 euros prevista en la deducción se minorará mes a mes de las retenciones que se practiquen hasta el final del año (entre julio y diciembre).

A partir del año 2009 y en adelante, los contribuyentes recibirán los 400 euros mediante una reducción de las retenciones mes a mes, es decir, en doceavas partes.

La medida se aprobó el pasado mes de abril en el Real Decreto Ley de Medidas de Impulso a la Actividad Económica e incorpora la nueva deducción en el período impositivo 2008 y siguientes. En total, supondrá un ahorro para los contribuyentes de 6.000 millones de euros, el 0,9% de la renta disponible de las familias, y beneficiará a 16,4 millones de ciudadanos.

Al término de la reunión del Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, destacó que la aprobación de esta deducción cumple con un compromiso expresado por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y añadió que se trata de una medida que supondrá un estímulo para las economías de las familias y para el ritmo y la vitalidad del crecimiento económico.

"6.000 millones de euros de rebaja fiscal (el coste de esta deducción) supondrán un gran impacto para la economía y para las familias", reiteró.

NUEVO CONCEPTO DE REHABILITACION.

En el Real Decreto aprobado este viernes se modifica también la parte del Reglamento del IRPF que regular el concepto de "rehabilitación de vivienda", cuando tenga por objeto la reconstrucción de la misma mediante la consolidación y el tratamiento de las estructuras, fachadas o cubiertas y otras análogas, de forma similar al establecido en el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

Así, con aplicación desde el 1 de enero de 2008, se considerarán rehabilitación las obras realizadas en un edificio si su coste supera el 25% del precio de adquisición del inmueble, sin incluir, como hasta ahora, el precio del suelo.

MARGEN DE MANIOBRA PARA INVERSIONES.

Por otro lado, De la Vega se refirió también a las declaraciones realizadas ayer por el vicepresidente económico, Pedro Solbes, en las que aseguró que la deducción de 400 euros no deja margen al Gobierno para adoptar otras medidas discrecionales.

En este sentido, la vicepresidenta indicó que lo que dijo el ministro es que el Gobierno no se puede permitir medidas discrecionales que no estén previstas, lo cual no significa, según detalló, que el Ejecutivo no vaya a cumplir con sus compromisos expresados en el ...