El Gobierno aprueba los Presupuestos para 2011 con un recorte del gasto del 7,9%

Los ministerios recortarán su presupuesto en un 16%

AGENCIAS

El Consejo de Ministros ha aprobado el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2011, que incluyen un recorte del gasto no financiero del 7,9%, superior al previsto en junio, del 7,7%, hasta los 122.022 millones de euros frente a los 122.256 millones iniciales, sin contabilizar la financiación de las administraciones territoriales.

En rueda de prensa, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y la vicepresidenta económica, Elena Salgado, defendieron que las tres señas de identidad de las cuentas públicas del próximo año serán, además de la "austeridad", "la recuperación, la estabilidad y la confianza".

Según De la Vega, los Presupuestos, que serán presentados en el Congreso de los Diputados el próximo 30 de septiembre, facilitarán, junto con la reforma laboral, la Ley de Economía Sostenible y la reforma del sistema de pensiones, "la recuperación económica y el empleo".

Por su parte, Salgado destacó su carácter "social" y subrayó que se trata de los presupuestos "más austeros de los últimos años en términos relativos porque, en términos absolutos, los ministerios contarán con el presupuesto equivalente a 2006".

LIGERA MEJORA DEL DÉFICIT PREVISTO EN 2009

Además, desde el Gobierno se sostiene que el proyecto de Ley "se subordina absolutamente" a la reducción del déficit y se asegura que los compromisos de estabilidad presupuestaria se cumplirán tanto en 2010 como en 2011. Por lo pronto, Salgado dijo que el déficit de las administraciones públicas en 2009, fue del 11,1%, "un poquito inferior" al 11,2% inicialmente anunciado.

Por tanto, las previsiones siguen apuntando a una reducción del déficit de las administraciones públicas del 9,3% en 2010 y de 6% en 2011, con la vista puesta a su reducción hasta el 3% en 2013.

Asimismo, el Gobierno espera que la deuda pública siga siendo en 2011 "considerablemente inferior" a la de los países de la zona euro, al pasar del 62,8% del PIB previsto en 2010 al 68,7% en 2011, unos 20 puntos porcentuales menos que las ratios cercanas al 80% del PIB del entorno europeo. Además, la deuda del Estado se reducirá del 47,8% al 51,5% del PIB.

EL GOBIERNO REDUCE AÚN MÁS EL GASTO

En el capítulo de gastos, Salgado hizo hincapié en que el techo de gasto no financiero del Estado se reducirá un 7,9%, hasta los 122.022 millones de euros, respecto al de 2010 en términos homogéneos, sin contabilizar la financiación de las administraciones territoriales, cuya cuantía está condicionada por la entrada en vigor del nuevo modelo de financiación autonómica.

Sumando estas cuantías, el gasto se sitúa en los 150.056 millones de euros. Sin embargo, en comparación con el gasto real previsto para 2010, la reducción del gasto será del 3%, aunque Salgado advirtió de que "ese porcentaje lleva dentro un incremento importante de partidas como el gasto de intereses de deuda".

Preguntada en este punto por el coste que tendrá el pago de los intereses de la deuda emitida, Salgado eludió dar cifras concretas "por cortesía parlamentaria", pero aseguró que la partida prevista "va a ser más que suficiente" para hacer frente a su coste.

Además, Salgado señaló que el Gobierno ha elaborado los Presupuestos contando con que los tipos de interés sigan siendo "moderados" en 2011 al no ...