El Gobierno aprueba medidas para reactivar el empleo y facilitar la financiación a las empresas

Autorizada una nueva línea de liquidez para medianas empresas dotada con seis millones de euros

El Consejo de Ministros ha acordado nuevas medidas con el objetivo de proporcionar una cobertura adecuada a los parados, frenar la destrucción de empleo e impulsar el proceso de generación de nuevos puestos de trabajo. Además, ha autorizado una nueva línea de liquidez para medianas empresas dotada con seis millones de euros.

Entre las decisiones adoptadas, destaca el Real Decreto Ley para el mantenimiento del empleo y la protección de las personas desempleadas.

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha explicado que el texto recoge seis medidas analizadas y valoradas por el Ejecutivo y por los interlocutores sociales, que se tramitarán de manera urgente para que, una vez convalidadas por el Parlamento, entren en vigor este mismo año.

Las empresas que contraten parados que estén cobrando la prestación por desempleo tendrán una bonificación del 100% de las cuotas de la Seguridad Social. Si contratan a trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo la bonificación será del 50%. Estos últimos trabajadores podrán trabajar en otra actividad mientras se resuelven sus expedientes, según De la Vega.

Además, el Ejecutivo quiere impulsar los contratos a tiempo parcial, por lo que se incrementa la cuantía de las bonificaciones a esta modalidad de contratación.

Fernández de la Vega ha subrayado que "se propicia que ninguna empresa viable tenga que cerrar por no poder hacer frente a los pagos de la Seguridad Social". Para ello, podrán fraccionar o aplazar sus cuotas, siempre y cuando mantengan el empleo existente.

El Decreto Ley incorpora mejoras tecnológicas e incrementa en casi 1.000 trabajadoras más la plantilla de los servicios de empleo con el fin de reforzar y mejorar su eficacia.

La Vicepresidenta también se ha referido a la nueva Línea ICO-Liquidez para medianas empresas acordada por el Gobierno para apoyar a trabajadores y empresarios. La nueva línea completa el conjunto de medidas puestas en marcha en el Plan E para mejorar la financiación de las empresas españolas.

De la Vega ha concretado que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) ha proporcionado 2.400 millones de euros de financiación a las pymes y a los autónomos durante los dos primeros meses de 2009, y en los últimos 15 días se han realizado 8.000 operaciones de crédito a las empresas por un importe de 432 millones de euros.

Asimismo, ha avanzado que las medianas empresas tendrán a su disposición una dotación de 6.000 millones de euros, de los cuales la mitad serán aportados por el ICO y la mitad restante serán aportados por las entidades de crédito. Cada empresa podrá solicitar un máximo de 10 millones de euros a devolver en un plazo de tres años.