El Gobierno aprueba nuevas medidas de apoyo a parados y familias

De La Vega destaca la "contundencia, responsabilidad y determinación" con la que se actúa frente a la crisis

El Consejo de Ministros del Gobierno aprobó este sábado una batería de medidas de apoyo a las familias y los parados españoles, tal y como anunció el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, el pasado lunes. La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, enmarcó todas estas medidas en la "contundencia, responsabilidad y determinación" con la que el Ejecutivo del PSOE actúa frente a la crisis económica. Por su parte, el vicepresidente económico, Pedro Solbes, admitió que el Gobierno está "trabajando sobre la posibilidad" de "financiación" de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) para "hacer frente a los temas que más les preocupan".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que se celebró este sábado -el viernes, cuando tradicionalmente se celebra, el presidente del Gobierno se encontraba en la reunión de jefes de Estado y de Gobierno en Bruselas- De la Vega afirmó que el conjunto de medidas aprobado son fruto del acuerdo en el seno del diálogo social y de carácter "eminentemente social", de apoyo a las familias españoles y a la protección de los desempleados. Además, aseguró que a estas medidas les sucederán otras, "las necesarias" para reactivar la economía y el empleo.

Solbes, por su parte, recordó que "la economía internacional está atravesando la situación más compleja de las últimas décadas" y que ésto produce un "estancamiento en la actividad que trae consigo problemas en el empleo". "Nuestra preocupación es que el empleo no funciona como desearíamos", admitió el vicepresidente económico. Así, aseguró que las medidas tienen como objetivo "ayudar a quienes han perdido su trabajo y facilitar en la medida de lo posible que encuentren nuevo trabajo cuanto antes".

En primer lugar, se refirió a la moratoria "temporal y parcial" de dos años a los parados en el pago de la mitad de su cuota hipotecaria, a la que se podrán acoger titulares de hipotecas "siempre y cuando esté suscrita antes del 1 de septiembre de 2008". Para ello, explicó Solbes, deben cumplir una serie de condiciones, entre ellas, que la hipoteca sea inferior a los 170.000 euros.

RIESGO PARA EL ESTADO

Los beneficiarios deberán estar parados o pasar a estarlo con anterioridad al 1 de enero de 2010 y tener derecho a prestación, o pasar a ser pensionistas de viudedad con cargas familiares o ser trabajadores autónomos con cargas familias que hayan cerrado su negocio o acrediten pérdidas que reduzcan sus ingresos a tres veces el IPREM. El solicitante podrá negociar con su banco el "aplazamiento de la mitad de la cuota de su hipoteca hasta un máximo de 500 euros mensuales y por un máximo de dos años" a partir del 1 de enero de 2009 y deberá devolverlas a partir de 2011 prorrateadas en 10 años.

En este sentido, Solbes anunció que el Instituto de Crédito Oficial facilitará préstamos a las entidades financieras para que pongan en marcha la moratoria de dos años y que la puesta en marcha de esta iniciativa se llevará a cabo mediante acuerdos entre las entidades y el ICO y entre interesados y sus bancos. Además, explicó que el ICO desarrollará convenios con los bancos para facilitar el crédito y que los bancos tendrán que acordar de forma privada con los titulares hipotecarios las condiciones del aplazamiento para abaratar "al máximo" la mora...