El Gobierno aprueba un Plan de Modernización que incrementará en un 19 por ciento la actual planta judicial

Con un presupuesto de 600 millones de euros hasta 2012, prevé la interconexión informática de todos los órganos judiciales españoles

El Consejo de Ministros aprobó este viernes un Plan de Modernización de la Justicia que prevé un incremento del 19 por ciento de la actual planta judicial entre el presente año y 2012, con la creación de 910 nuevas unidades judiciales y que "por primera vez en 30 años de democracia", según el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, supone la acción concertada de todos los sectores implicados en este ámbito -Gobierno, comunidades autónomas, Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Fiscalía y profesionales implicados-.

El Plan, que contiene 24 programas de actuación y 146 medidas concretas, tendrá un coste de 600 millones de euros de aquí hasta el final de la legislatura, que fue garantizado por la propia vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, durante la rueda de prensa celebrada al término del Consejo de Ministros.

Según Caamaño, este año se empleó por parte del Estado y de las once comunidades autónomas con competencias en materia de Justicia el doble de presupuesto del que fue destinado en 2004 a este servicio público aunque, pese al aumento de recursos y de número de jueces "no se ha alcanzado el entandar de calidad que se desea", así lo manifiestan tanto los ciudadanos como los colectivos profesionales implicados.

La aplicación de la Justicia se distribuye entre Gobierno, las comunidades, el CGPJ y Fiscalía, pero "en 30 años de democracia no ha habido una acción concertada de todos ellos, y esto es lo que persigue el Plan", destacó Caamaño, que redundó en que el proyecto se articula sobre tres grandes actuaciones: la modernización, la transparencia (colocando en el centro en el ciudadano) y el consenso.

Preguntado por la huelga que la Asociación Profesional de la Magistratura (APM) ha convocado el próximo 8 de octubre demandando mejoras en la Administración de Justicia, Caamaño señaló que en la elaboración de este Plan han participado todas las asociaciones de jueces, si bien se trata de una iniciativa "pensada básicamente para los ciudadanos".

"Si hay una convocatoria de huelga serán ellos tendrán que explicar por qué paran, porque el Ministerio de justicia no va a parar", afirmó el ministro.

INCREMENTO DE LA PLANTA.

Para el período 2010-2012 se crearán un total de 600 nuevas unidades judiciales (150 de ellas serán jueces de adscripción territorial, sin juzgado asignado, para cubrir vacantes y refuerzos), a razón de 200 unidades año. Si sumamos esta cantidad a los incrementos producidos en 2008 (160) Y 2009 (150), al finalizar el período se dispondrán de 920 unidades judiciales adicionales, lo que significa un incremento de 19 por ciento de la planta, según explicó Caamaño.

Correlativamente, se convocarán 750 nuevas plazas de jueces (250 por año), aproximándonos más a la media europea de jueces por cada 100.000 habitantes. Se crearán 450 nuevas plazas en la carrera fiscal y 800 plazas para el Cuerpo Superior de Secretarios judiciales.

Esto supone un aumento del 17 por ciento en jueces, el 20 por ciento para fiscales y un 20 por ciento de Secretarios judiciales, según detalló el Ministerio de Justicia.

Además, según explicó el titular del Departamento de Justicia, la totalidad de las Salas de vista contarán con sistemas de grabación audiovisual y sistemas de videoconferencias, y todos los juzgados dispondrán de sistemas informáticos avanzados adaptados a las nuevas leyes procesales, lo que permi...