El Gobierno eleva las exigencias de capital a entidades para recuperar la confianza y reactivar el crédito

Crea un fondo de reserva para impulsar las políticas activas de empleo

El Gobierno ha elevado las exigencias de capital a las entidades financieras para reforzar su solvencia con el objetivo de recuperar la confianza de los mercados en la economía española y de reactivar el crédito, según anunció la vicepresidenta segunda, Elena Salgado. "Parte del sector financiero sigue suscitando dudas en los mercados", aseveró la ministra en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que aprobó el decreto Ley de Reforzamiento de la Solvencia Financiera. Los nuevos requerimientos de capital para bancos y cajas entrarán en vigor en marzo de 2011 con el objetivo de que las entidades puedan mantener la concesión de crédito y con ello el crecimiento de la economía y del empleo hasta en los momentos "más adversos e improbables", explicó.

La norma establece una exigencia de capital del 8% para las entidades, y del 10% para las que no cotizan, no cuentan con presencia de inversores en el 20% del capital y disponen de una dependencia de financiación mayorista de más del 20%. Las necesidades de capital adicional del sistema financiero español no superan los 20.000 millones de euros, enfatizó Salgado.

El decreto, en línea con los requisitos de la regulación internacional de Basilea III, establece que las entidades que no alcancen dichos niveles de capital mínimo por sus propios medios antes del próximo 30 de septiembre recibirán recursos públicos a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), lo que supondrá la entrada del Estado como accionista.

Los elementos que integran el capital principal son: capital, reservas, primas de emisión, ajustes positivos por valoración e intereses minoritarios. Además, se considerarán también capital los recursos recibidos del FROB y, de forma transitoria, los instrumentos obligatoriamente convertibles en acciones antes de 2014. Las entidades que a 10 de marzo no alcancen el nivel requerido de capital principal tendrán 15 días hábiles para comunicar al Banco de España la estrategia -que puede incluir la captación de recursos de terceros o la salida a bolsa- así como el calendario de cumplimiento.

COMPROMISOS DE CRÉDITO Y GOBERNANZA

Si la entidad solicita apoyo del FROB deberá presentar en el plazo de un mes un plan de recapitalización, y para recibir dichos recursos públicos deberá convertirse en banco en un plazo de tres meses, así como asumir compromisos relacionados con la financiación a pymes o de mejora de su gobierno corporativo. El Estado podrá permanecer un máximo de cinco años en el accionariado de las entidades que reciban ayudas públicas, pero éstas podrán recomprar los títulos adquiridos por el FROB en un plazo de dos años según condiciones de mercado.

La norma amplía el plazo máximo para salida a bolsa a marzo de 2012, así como los ingredientes que se consideran capital principal en relación con el texto que Economía empleaba como base para negociar con los agentes implicados y los partidos políticos, con lo que ha atendido a las reivindicaciones de las cajas.

Concretamente, las cajas que deseen salir al parqué deberán haber presentado antes del próximo 30 de septiembre un acuerdo de la junta o asamblea general de la entidad sobre la salida a bolsa, un calendario detallado de ejecución y haber otorgado mandato a una o varias entidades, pero la ejecución de la salida podrá realizarse hasta el primer trimestre de 2012.

De esta forma, el Gobierno atiende a las reivindicaciones de la patronal de las ca...