El Gobierno garantiza los depósitos y ahorros de los clientes de Caja Castilla-La Mancha

El sistema financiero español "sigue siendo enormemente sólido", afirma el ministro de Economía

El Gobierno aseguró este domingo que los depósitos y los ahorros de los clientes de Caja Castilla-La Mancha (CCM) están garantizados y que la caja va a cumplir "todas sus obligaciones frente a depositantes y acreedores", gracias a la financiación de hasta 9.000 millones de euros por parte del Banco de España avalada por el Tesoro.

Así lo afirmó el vicepresidente segundo, Pedro Solbes, quien subrayó que "no hay ningún agujero financiero" en CCM, porque es una entidad solvente aunque "sufre problemas de liquidez que sólo pueden ser resueltos a través de la financiación del Banco de España".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario celebrado este domingo en La Moncloa que dio el visto bueno a la intervención de CCM, Solbes aseguró que "no hay ninguna otra entidad" en las mismas "circunstancias" que esta, aunque añadió que "nadie es inmune a largo plazo".

El sistema financiero español "sigue siendo enormemente sólido", señaló el vicepresidente, quien aseguró estar "bastante tranquilo" porque no ve "problemas inmediatos" en otras cajas. No obstante, añadió que si "seguimos con las dificultades de liquidez" que ha habido hasta la fecha, "nadie puede decir" que no vaya a haber otras intervenciones.

Solbes confirmó la intervención de CCM, cuyo Consejo de Administración ha sido sustituido por tres administradores mancomunados que se encargarán de encontrar una solución a la caja tras el fracaso de la fusión con Unicaja.

Tanto Solbes como la vicepresidenta primera, Maria Teresa Fernández de la Vega, insistieron en enviar un mensaje de tranquilidad a la sociedad y en particular a los clientes de Caja Castilla-La Mancha.

Fernández de la Vega leyó el acuerdo tomado por el Ejecutivo en esta reunión extraordinaria: la aprobación de un Decreto Ley por el que se autoriza la concesión de garantías derivadas de la financiación que pueda otorgar el Banco de España a favor de la Caja de Ahorros de Castilla-La Mancha.

La vicepresidenta primera explicó que el Gobierno tomó esta decisión después de ser informado por parte del Banco de España "de la necesidad de financiar de forma extraordinaria" a la caja, "para que pueda superar sus dificultades transitorias de liquidez y hacer posible el mantenimiento de sus operaciones y el cumplimiento de las obligaciones frente a depositantes y acreedores".