El Gobierno licitará 17.000 millones para infraestructuras en 2010 y 2011

La financiación se efectuará mediante la colaboración público-privada y no supondrá costes adicionales para el Estado

El Gobierno licitará obras de infraestructuras por 17.000 millones de euros durante 2010 y 2011, dentro de un plan extraordinario de inversión en el que la financiación se efectuará mediante la colaboración público-privada, informan varias agencias.

Este Plan Extraordinario de Infraestructuras (PEI), anunciado hoy por el presidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero, contempla que el 70 por ciento de la inversión (11.900 millones) se destine a mejorar las redes ferroviarias de altas prestaciones y de cercanías, así como al transporte de mercancías. El 30 por ciento restante (5.100 millones) irá a la mejora de infraestructuras viarias y al transporte colectivo por carretera.

La financiación se llevará a cabo con la colaboración del Banco Europeo de Inversiones (BEI), el Instituto de Crédito Oficial (ICO), la Asociación Española de la Banca (AEB) y la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA).

El plan se basa en un modelo concesional, por el que el Gobierno pagará las infraestructuras, una vez haya terminado su construcción y puesta en servicio, a través de un canon anual a las concesionarias a lo largo de un "amplio periodo de tiempo", unos 25 ó 30 años.

De esta forma, la repercusión sobre las cuentas públicas se aplaza a 2014, cuando entren en funcionamiento las infraestructuras, y el impacto sobre los presupuestos del Ministerio de Fomento no superará el 8% de las partidas previstas para la realización de este tipo de proyectos.

Sólo se incluirán en el PEI los proyectos que estén en avanzado estado de tramitación, lo que permitirá aplazar el pago del canon a las concesionarias con el inicio de los desembolsos que éstas efectuarán a las entidades financieras.

NO SUPONDRÁ COSTES ADICIONALES

Rodríguez Zapatero ha asegurado que la inversión prevista en el Plan Extraordinario de Infraestructuras no supondrá costes adicionales y respeta la contención del gasto público prevista por el Ejecutivo.

El jefe del Ejecutivo ha destacado la fórmula de colaboración público-privada, que supone un "enfoque innovador" y la "mayor estrategia diseñada en la historia".

Asimismo, ha mostrado su confianza en el papel que dentro del plan desempeñarán las empresas y las entidades financieras.

17.000 MILLONES

El Plan Extraordinario de Infraestructuras (PEI) movilizará finalmente 17.000 millones de euros entre 2010 y 2011, lo que representa un incremento de 2.000 millones con respecto a la cifra inicialmente anunciada por el Gobierno. Las licitaciones comenzarán en el segundo semestre de 2010.

Junto con Zapatero, estuvo en este acto el  ministro de Fomento, José Blanco, durante la presentación, que se celebró en la madrileña estación de Chamartín. La vicepresidenta económica, Elena Salgado, también acudió a la presentación.

Zapatero destacó que con el PEI el Ministerio de Fomento puede compensar la totalidad del recorte de 1.780 millones de euros en la partida de este departamento para el presente ejercicio prevista en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y dijo que representa “la mayor estrategia de colaboración público-privada de la historia de nuestro país”.

Basado en un modelo concesional, el PEI establece el pago de las infraestructuras una vez se haya finalizado y puesto en servicio la obra, a lo largo de un amplio periodo de tiempo (de 25 a 30 años). Así, su repercusi&oa...