El Gobierno prevé crear de 200.000 a 300.000 empleos en primer cuatrimestre de 2009

Granado señala que todo hace suponer que el ajuste del empleo “está llegando a su final”

El Gobierno prevé que, con la dotación de 8.000 millones de euros para financiar obra nueva a través de los ayuntamientos, será posible que el sector de la construcción pueda crear entre 200.000 y 300.000 empleos en el primer cuatrimestre de 2009.

Así lo afirmó el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, durante la rueda de prensa para valorar los datos del paro publicados hoy, según los cuales el número de desempleados subió en 171.243 personas en noviembre, mientras que los afiliados a la Seguridad Social se redujeron en 197.087 personas.

Granado reconoció que el "fuerte ajuste" se ha producido de forma "extraordinariamente rápida", y dijo que ha sido más acusado de lo que el Gobierno preveía a principios de año.

No obstante, recordó que con las medidas aprobadas por el Gobierno, los ayuntamientos podrán poner en marcha obras nuevas a partir de los primeros días de enero y hasta marzo.

Aunque auguró que el paro seguirá creciendo en los próximos meses porque todavía hay obras no acabadas, lo hará de forma más moderada y señaló que a tenor de los datos de afiliación, que están "en una meseta", todo hace suponer que el ajuste del empleo "está llegando a su final".

Agregó que la construcción y actividades relacionadas suponen el 90 por ciento de la pérdida de la afiliación, caída que se está trasladando a la industria, el comercio o el transporte.

Recordó que actualmente hay medio millón menos de ocupados en la la construcción que hace un año y que las cifras suponen pérdidas de ingresos previstos para la Seguridad Social.

No obstante, subrayó que en términos de caja, es decir por las cotizaciones (para el sistema de pensiones y protección al desempleo) hay 5.000 millones más que en noviembre de 2007.

Por tanto, señaló Granado, la rúbrica de ingresos de los Presupuestos Generales del Estado se van a cumplir "suficientemente" y no habrá "consecuencias preocupantes" para su ejecución.

or su parte, la secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, reconoció que los datos son "negativos", pero se mostró convencida de que con las medidas del Gobierno la situación mejorará en un "breve plazo".

Subrayó que existe un "cierto dinamismo" en el mercado laboral y un "indicador de rotación", ya que 336.083 personas se dieron de baja en las listas del paro, y también que más de la mitad de los desempleados registrados en noviembre llevan sin empleo menos de cuatro meses.

También destacó "síntomas" de dinamismo en algunas ramas de actividad, como la sanitaria, asuntos sociales, hostelería, comercio al por menor o consultoría.