El Gobierno prorroga por seis meses la ayuda de 400 euros para parados sin ingresos

El Consejo de ministros también ha aprobado la creación de un nuevo contrato de formación para jóvenes sin cualificación que permitirá combinar formación con un trabajo remunerado._x000D_

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un Real Decreto-Ley de medidas laborales, entre las que también destaca la prórroga por seis meses la ayuda de 400 euros para parados sin ingresos, y la creación de un nuevo contrato de formación para jóvenes sin cualificación que permitirá combinar formación con un trabajo remunerado.

Para el portavoz del Gobierno, José Blanco, la prórroga, desde el 16 de agosto de 2011 al 15 de febrero de 2012, del Plan Prepara, que contempla la ayuda de 400 euros a los parados que han agotado su prestación, es una medida de "justicia social y eficacia económica", porque "ni la sociedad puede permitirse que nadie quede abandonado a su suerte ni la economía puede permitirse que se desaproveche una parte importante del capital humano". Hasta ahora, cerca de 128.000 parados han participado este programa.

En cuanto al nuevo contrato de formación y aprendizaje, que se podrá realizar con jóvenes de entre 16 y 25 años que carezcan de cualificación profesional alguna, y de manera transitoria, hasta el 31 de diciembre de 2013, a jóvenes de hasta 30 años sin cualificación profesional, Blanco ha destacado que se trata de una nueva modalidad contractual que permitirá "formarse mientras se trabaja", y que es compatible con los derechos laborales y la protección social, ya que "la protección social será exactamente la misma que para cualquier otro contrato", y la retribución del trabajador contratado bajo esta modalidad se fijará en proporción al tiempo de trabajo efectivo, según ha explicado el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, durante la rueda de prensa .

Aunque en principio la duración de este nuevo contrato iba a ser de dos años, prorrogables a otro, el Gobierno ha decidido establecer una duración mínima de un año y de dos como máximo, prorrogable por otro año más si el proceso formativo lo exige. Las empresas que, al finalizar su duración, transformen estos contratos en indefinidos podrán disfrutar de una reducción en la cuota empresarial de la Seguridad Social de 1.500 euros al año durante tres años. En el caso de las mujeres, la rebaja en la cotización será de 1.800 euros anuales. Para tener derecho a estas reducciones, la transformación deberá implicar un aumento en el nivel de empleo fijo de las empresas contratantes.

El trabajador podrá solicitar un certificado de profesionalidad en función de la cualificación o competencia profesional adquirida a través del contrato. El tiempo de trabajo efectivo que desempeñe el trabajador deberá ser compatible con el dedicado a las actividades formativas y no podrá superar el 75% de la jornada de la jornada laboral habitual. El 25% restante deberá dedicarse a actividades formativas. Además, el trabajador contratado bajo esta modalidad tendrá derecho a prestación por desempleo y estará protegido por todas las contingencias comunes y prestaciones de la Seguridad Social.

El Real Decreto aprobado hoy por el Gobierno, además, deja en suspenso durante dos años el artículo 15.5 del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, en el que se establece que adquirirán la condición de fijos aquellos trabajadores que en un plazo de treinta meses hubieran estado contratados durante más de dos años para el mismo o diferente puesto de trabajo con la misma empresa o grupo de empresas mediante dos o más contratos temporales. El Gobierno ha justificado esta medida en que el límite actual al encadenamiento,...