El Gobierno quiere que los agresores no cobren seguros ni herencias de sus víctimas

El ministro de Justicia afirma que se están estudiando un conjunto de medidas que implican la reforma del Código Civil y del Penal

El Gobierno estudia reformar la legislación para que los condenados por violencia machista no puedan cobrar ni los seguros de vida de sus víctimas ni tampoco sus herencias, ha informado hoy el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo.

Tras asistir al curso de verano "Derechos fundamentales y Justicia Penal", organizado por la Universidad Complutense, Bermejo ha declarado a los medios que se están estudiando un conjunto de medidas que implican una reforma del Código Civil y del Penal, y la regulación de los contratos de seguros de vida.

Su objetivo es la modificación de las causas de "indignidad" para suceder, incluyendo la agresión, así como la regulación de los contratos de seguros de vida para que no puedan ser beneficiarios de ellos las personas condenadas por delitos de violencia machista.

Según el ministro de Justicia, el grupo parlamentario socialista está preparando estas propuestas: "hemos trabajado mucho en ello y en otoño verán nacer todas estas iniciativas".

Sobre la reforma del Código Penal en relación a los delitos de pederastia, el ministro ha dicho que se trabaja en el endurecimiento de penas, pero sobre todo, "en medidas postdelictuales".

"Nos preocupa qué ocurre cuando el agresor cumple la pena, que queremos que sea más dura, y hay un pronóstico negativo de reinserción y la sociedad debe defenderse", ha añadido.

Algunas de estas medidas permitirán "que se pueda vivir en libertad, pero en limitación, estableciendo mecanismos de control eficaces. Esto es un camino de largo recorrido y en el otoño tendrán entrada en el Parlamento"

TERRORISMO

Por otra parte, informa Europa Press, Bermejo afirmó que existe un amplio camino por recorrer para que el Estado no queda "inerme" ante terroristas excarcelados con un "pronóstico negativo de reinserción".

En el marco de los cursos de verano de la Universidad Complutense, el ministro declaró que hay que hacer un análisis profundo de las posibilidades de adopción de leyes post delictuales, dentro del marco la Constitución, con el fin de evitar que alguien "disfrute de bienes" si tiene una condena que implica "responsabilidades civiles".

Según explicó, esta limitación de la libertad se podría conseguir estableciendo "mecanismos de vigilancia directos, los cuales se pueden articular a través de medidas electrónicas". "Hay un amplio margen de medidas, pero si no tenemos una herramienta legal que nos permita hacerlo, por mucha imaginación que le echemos no tendremos la posibilidad de hacerlo", recalcó.

A su juicio, este tipo de medidas post delictivas están sobre todo orientas al objetivo de "proteger a las víctimas", pero también recalcó que hay que tener claros "cuáles son los límites de la Constitución y cuáles los mecanismos más eficaces".

TAMPOCO IMPASIBLES ANTE DE JUANA

En el mismo sentido, Fernández Bermejo explicó que la Fiscalía estará atenta a lo que suceda con el etarra Iñaki De Juana Chaos y con la carta que se leyó el pasado 3 de agosto con motivo de su puesta en libertad.

Así, el ministro de Justicia afirmó que el Estado va a actuar "con toda contundencia" y que "no va a permanecer impasible ante cualquier alteración que se produzca en el Código Penal".