El Gobierno rebaja del 8 al 4 % el IVA para la adquisición de vivienda nueva.

El Consejo de ministros extraordinario, celebrado hoy, ha aprobado toda una serie de medidas para reducir el déficit público, con las que el Gobierno prevé ahorrar a las arcas del Estado unos 5.000 millones de euros este ejercicio 2011. Entre ellas destaca la reducción de IVA por compra de vivienda, cambios en el Impuesto de Sociedades, y medidas para reducir el gasto farmacéutico en 2.400 millones de euros anuales

Entre las medidas incluidas en el decreto-ley  aprobado hoy por el Gobierno destaca la rebaja del 8 al 4 % el IVA que grava la compra de vivienda nueva, una medida "excepcional y temporal" que se extenderá hasta el 31 de diciembre y con la que el Gobierno pretende dar salida al stock de casas construidas que permanecen sin vender, y favorecer la actividad del sector de la construcción y la generación de empleo, informaron hoy el ministro de Fomento, José Blanco, y la vicepresidenta Económica, Elena Salgado, que insistieron en la temporalidad de esta iniciativa.

Blanco explicó que con el establecimiento de un IVA "súper reducido" se quiere incentivar la compra de viviendas nuevas y contribuir a la reactivación del sector. Según el ministro, hay muchos lugares en los que hay posibilidades de iniciar la construcción de viviendas nuevas porque hay demanda potencial y no se hace debido a la existencia de un stock muy importante que dificulta el acceso al crédito.

A modo de ejemplo, Blanco explicó que para una vivienda que cuesta 200.000 euros la rebaja en cuatro puntos del IVA supondrá un ahorro de 8.000 euros (de 16.000 a 8.000 euros). Por su parte, la vicepresidenta Económica consideró que esta medida tendrá un impacto neto "positivo" en la recaudación de IVA por venta de viviendas, ya que los ingresos por casas que no se venden son "cero". Además, la venta de viviendas que ahora están en el balance de las entidades financieras permitirá la liberación de crédito, añadió Salgado.

El decreto-ley aprobado hoy por tal Gobierno también introduce cambios en el Impuesto sobre Sociedades para las empresas cuya facturación sea superior a los 20 millones de euros (el 0,5% del total de empresas que tributan por este impuesto, unas 3.900), lo que implicará una recaudación adicional este año de unos 2.500 millones de euros, y algo más de 400 millones adicionales en 2012 y 2013.

Con estos cambios se aumenta el porcentaje de cálculo de los pagos fraccionados a cuenta de las grandes empresas en el Impuesto de Sociedades del 21% al 24% para empresas entre 20 y 60 millones de facturación, y al 27% en las que tengan, al menos, 60 millones. Un cambio que, según Salgado, no supondrá un "perjuicio sustantivo" para las grandes empresas, pues las compañías que facturen de 20 a 60 millones sólo tendrán que anticipar unos 59.000 euros y las que facturen al menos 60 millones deberán adelantar unos 255.000 euros. "Son cifras muy limitadas y asumibles", ha apuntado la vicepresidenta, que ha insistido en que a ella no le parecen cantidades "exorbitantes", al tiempo que ha recordado que los ciudadanos ya anticipan sus pagos a Hacienda a través de las retenciones en el IRPF.

Por último, el real decreto recoge las propuestas de austeridad aprobadas por el Consejo Interterritorial de Salud para "aliviar las dificultades financieras" en los servicios de salud de las Comunidades Autónomas, con las que se prevé un ahorro para el Sistema Nacional de Salud de unos 2.400 millones de euros al año y de 167 millones en la aportación a los ciudadanos. Entre las medidas, que pretenden garantizar la "calidad" y "sostenibilidad" del Sistema Nacional de Salud, entre las que se incluye la iniciativa que recoge la obligación de los médicos de recetar los fármacos por principio activo y no por su marca comercial, y a partir de esta prescripción, que las farmacias dispensen el medicamento o producto sanitario más barato.

"Los botiquines de nuestras casas no pu...