El Gobierno recuerda que en 2009 la subida de las pensiones superó el IPC

Octavio Granado explica que a la mitad de los pensionistas no les afectará la congelación de las pensiones

El secretario de Estado de la Seguridad Social y Secretario socialista de Política y Empleo, Octavio Granado, explicó este jueves que la congelación de las pensiones en 2011 es una medida "durísima", pero se aplica a gente con una renta garantizada y a la que en 2009 se le revalorizó la prestación por encima del IPC.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció este miércoles en el Congreso que en 2011 no se subirán las pensiones, a excepción de las mínimas y las no contributivas.

En un encuentro informativo, Granado dijo que esta medida –que supondrá un ahorro de unos 1.500 millones de euros- se adopta para consolidar las finanzas públicas ante los ataques especulativos de los mercados y de acuerdo con el resto de socios de la Unión Europea (UE).

Además, también se aplica porque en 2009 se produjo un "hecho extraño": se revalorizaron las pensiones un 2% cuando la inflación fue del 0,8%.

Por tanto, la congelación lo que supone es la absorción del incremento del poder adquisitivo que tuvieron en 2009 esos pensionistas.

A esto sumó que a las personas a las que se les está pidiendo el "esfuerzo" tienen su "renta garantizada" y ahora es el momento de hacer sacrificios con los que más están sufriendo la crisis, que son los que han perdido su empleo.

Según las cifras que aportó, a más de tres millones de pensionistas no les afectará la medida, mientras que a otros más de 4 millones sí.

Además, recordó que cada año hay unas 900.000 pensiones que se quedan fuera de la revalorización (450.000 porque se han generado el año anterior a la subida y otras 450.000 que lo hacen durante el año en que se aprueba).

Preguntado si la congelación se mantendrá más allá de 2011, respondió que es un hecho "coyuntural" y por tanto sólo se aplicará el año que viene.

También rechazó, como dicen los sindicatos, que vaya a afectar a los pensionistas que estén por debajo del umbral de la pobreza, que cifró en el 13,5% de los mayores de 65 años.

Zapatero también anunció ayer que, para recortar el déficit en 2010 y 2011 por valor de 15.000 millones de euros, se elimina el régimen transitorio para la jubilación parcial previsto en la Ley 40/2007.

Esta ley fija que hasta 2013 se iba a eliminar progresivamente el concepto "cuota/día" por el que las pagas extras también cuentan como días cotizados, lo que permite jubilarse con una carrera de 12,5 años, en vez de los 15 años efectivos requeridos.

Una vez que se apruebe el real decreto -se prevé que el próximo 21 de mayo- se adelantará a 2010 dicha eliminación que, para Granado, no supone un cambio normativo sino del "escenario temporal".