El Gobierno se compromete a tender puentes con Cataluña para recuperar la confianza

La Vicepresidenta primera destaca "el gran potencial de autogobierno" del Estatut, partiendo de la sentencia del Tribunal Constitucional

El Gobierno se ha comprometido este miércoles a tender puentes para restituir el entendimiento institucional con Cataluña y la confianza que se ha visto dañada por la sentencia del Estatut, y está dispuesto a hacer "gestos" para recuperar el pacto estatutario, tal y como le ha pedido José Montilla.

Así lo ha manifestado, en rueda de prensa, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, tras la reunión que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha mantenido con el presidente de la Generalitat, José Montilla.

No se han adoptado acuerdos en ese encuentro, pero ambos presidentes han constatado la voluntad de trabajar "codo con codo" para desarrollar "el gran potencial de autogobierno" del Estatut, partiendo de la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre la norma básica catalana, según De la Vega.

Se trataba, ha dicho la vicepresidenta, de hacer un análisis de la sentencia y de sus consecuencias, por lo que a partir de ahora comenzarán los trabajos conjuntos para desarrollar el Estatut y se fijará un plan de trabajo, se concretarán las prioridades y se acordará un calendario de actuación.

Un calendario que, según el Gobierno, podría estar diseñado en otoño, al igual que el índice de asuntos a desarrollar y los instrumentos que deben utilizarse para recuperar, dentro de lo que marca la sentencia, las partes del Estatut afectadas por el fallo.

Consciente del "impacto" que en Cataluña ha tenido la decisión del TC, el Gobierno cree que hay espacio para profundizar en la autonomía y para hacerlo como hasta ahora, dentro de los parámetros de las leyes y de la Constitución, ha dicho De la Vega.

La vicepresidenta ha asegurado que no es necesario acudir al artículo 150.2 de la Constitución, como sugiere Montilla, para desarrollar el Estatut porque esta norma "va más allá".

Zapatero y Montilla comparten el diagnóstico "en lo esencial", ha afirmado la vicepresidenta antes de insistir en la voluntad "clara y decidida" de trabajar en coordinación con la Generalitat para encontrar los mecanismos políticos, jurídicos, legislativos y de cooperación institucional que completen el desarrollo estatutario, impulsando también los traspasos de competencias pendientes.

No ha querido concretar ninguno de esos instrumentos, porque se acordarán conjuntamente, pero ha dejado claro que se impulsará la relación institucional "a través de bilateralidad", que, a su juicio, ha salido reforzada en la sentencia.

En suma, el Ejecutivo tiene voluntad de "seguir tendiendo puentes para restablecer la confianza" perdida y cree que las líneas de trabajo mencionadas por De la Vega, y algunas otras que se pongan en marcha, son suficientes para desarrollar el Estatuto "en toda su amplitud y desplegar al máximo sus potencialidades".

Para la vicepresidenta, es posible reconducir la situación creada tras el fallo y, por ello, el Gobierno está dispuesto a hacer un esfuerzo para restituir el entendimiento después de cuatro años en los que, según ha reconocido, se ha generado "crispación y una cierta desafección".

Respetando primero los deseos, las ideas y los sentimientos, toca ahora trabajar de forma conjunta para buscar fórmulas que permitan a todos estar "cómodos" en una España plural.

El gesto político es col...