El Gobierno transfiere 2.836 millones a las Autonomías para programas de empleo y formación

Andalucía y Cataluña serán las comunidades que más fondos recibirán

El Consejo de Ministros aprobó hoy transferir 2.836,8 millones de euros a las comunidades autónomas con competencias en políticas activas de empleo para realizar programas de empleo y formación. El Ministerio de Trabajo e Inmigración subrayó que por primera vez se ha autorizado la transferencia de estos fondos en enero, a fin de garantizar que los gobiernos autonómicos pueden iniciar de inmediato la aplicación de sus políticas activas y de evitar que transcurran meses sin oferta de actividad para desempleados.

Con la aprobación de esta dotación se formalizan los acuerdos de la Conferencia Sectorial de Asuntos Laborales que tuvo lugar el pasado 14 de enero.

La distribución de fondos para políticas activas incluye las cantidades destinadas a subvencionar planes que combinan empleo y formación, como la colaboración con entidades locales, las escuelas taller, casas de oficios y talleres de empleo, y la promoción de la actividad económica, el empleo autónomo y el empleo en cooperativas y sociedades laborales.

Asimismo, los fondos transferidos hoy por el Consejo de Ministros se destinan también a la inserción laboral de personas con discapacidad y a la formación profesional para desempleados y para ocupados.

Trabajo estima que más de 1,7 millones de personas se beneficiarán de estas iniciativas, de las que un millón recibirá formación y más de medio millón de personas en paro serán orientadas en el proceso de búsqueda de empleo.

Además, el Ministerio calcula que el conjunto de actuaciones financiadas por el Servicio de Empleo Estatal beneficiarán a 100.000 personas en trabajos que combinan empleo y formación para el desarrollo de actividades de utilidad social.

ANDALUCIA Y CATALUÑA, MÁS FONDOS

Más de la mitad de los recursos destinados a políticas activas, 873,6 millones de euros, se enmarcan en los planes que incorporan trabajo y formación, que se desarrollan a través de la colaboración con corporaciones locales y con organismos y entidades sin ánimo de lucro, escuelas taller, casas de oficios y talleres de empleo.

A la inserción laboral de personas con discapacidad tanto en el mercado ordinario como protegido se destinarán 267,5 millones de euros, mientras que a la promoción de la actividad económica y empleo autónomo, la economía social y el desarrollo local irán a parar 237 millones.

Asimismo, 128,3 millones de euros se dedicarán a la orientación y creación de itinerarios profesionales para el empleo y el autoempleo, y 10,2 millones van destinados a la promoción de la actividad de cooperativas y sociedades laborales.

Por su parte, los programas de formación para el empleo contarán con 1.222,7 millones de euros. Además del millón de personas que se beneficiaran de la formación a través de estas iniciativas, tres millones de trabajadores más recibirán formación en sus empresas a lo largo de 2009, según resaltó Trabajo.

Las comunidades que más fondos recibirán son las más pobladas. Así, Andalucía recibirá 641,4 millones, Cataluña contará con 399,4 millones, Madrid tendrá 351,1 millones y la Comunidad Valenciana dispondrá de 269,3 millones de euros.