El Gobierno y la Junta acuerdan un plan urgente para reparar infraestructuras y playas

Incluye la reparación de los jornales agrarios que se hayan podido perder como consecuencia de las lluvias

El Gobierno central y la Junta de Andalucía han acordado La puesta en marcha de un plan conjunto urgente de actuaciones para reparar los daños causados por el temporal en las infraestructuras viarias de la comunidad, en sus playas y en los equipamientos.

Así se ha acordado en la reunión del grupo de trabajo conjunto entre ambos gobiernos para dar soluciones inmediatas a la situación que vive la comunidad, donde el temporal de lluvias ha provocado graves daños en numerosas zonas de la región.

Presidida por el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, la reunión, que ha durado algo más de dos horas, ha servido para acordar un plan especial de actuaciones que, asimismo, incluye, la reparación de los jornales agrarios que se hayan podido perder como consecuencia de las lluvias.

Tras el encuentro, el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, y el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, han insistido en que todavía no se pueden valorar los daños que han provocado las lluvias que han caído sobre la comunidad desde el inicio del invierno, y han tranquilizado a los turistas porque este año también podrán disfrutar de la Semana Santa andaluza.

Además de Zapatero y Rubalcaba, por parte de la administración central han asistido al encuentro los vicepresidentes primero y tercero del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega y Manuel Chaves, respectivamente, y los ministros de Fomento, José Blanco, y Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa.

Por parte de la Junta y además de Griñán, los consejeros de Presidencia, Antonio Ávila; Gobernación, Luis Pizarro; Obras Públicas y Transportes, Rosa Aguilar; Agricultura y Pesca, Clara Aguilera, y Medio Ambiente, Cinta Castillo.

Tras recordar que las lluvias no tienen precedente histórico y han sido excepcionales e imprevistas, Griñán ha reconocido la dificultad de medir su incidencia cualitativa y cuantitativa, sobre todo porque el agua anega todavía muchos cultivos e infraestructuras y, por tanto, no se sabe el daño exacto causado.

Griñán ha explicado que uno de los objetivos más inmediatos del plan acordado hoy es reparar de forma urgente, "desde ya mismo", los daños que se han producido en equipamientos y servicios básicos, así como limpiar y reparar las playas, especialmente las más afectadas, que son las de Cádiz y Huelva.

Además, se acometerá de forma urgente la reparación de las infraestructuras viarias y férreas, tanto estatales como autonómicas, provinciales y locales. El Estado, según Griñán, sufragará el 50 por ciento del coste de estas reparaciones.

Sólo en las carreteras de la red autonómica la reparación costará más de 205 millones de euros, ha dicho Griñán.

También se ha acordado una reducción coyuntural de la exigencia de jornales como requisito de acceso al subsidio agrario en las zonas afectadas por el temporal y el aplazamiento de las aportaciones a la Seguridad Social de los trabajadores agrícolas.

Asimismo, los ayuntamientos que lo deseen podrán destinar las ayudas del Fondo Local a reparar los daños del temporal, en tanto que todos los recursos del Plan de Empleo Rural de este año se emplearán en la reparación de daños.

Respecto a los daños en agricultura y pesca, se creará una comisión de trabajo para valorar las repercusiones de las lluvias en los cultivos no cubiertos por seguros agrarios o que todavía no se...