El GPS denuncia que el Gobierno pasa de una fiscalidad que persigue a los que no pagan a perdonar impuestos a los grandes defraudadores

Pedro Saura afirma que la propuesta impositiva del Ejecutivo va contra la recuperación de la demanda y de la actividad económica

El Grupo Parlamentario Socialista ha denunciado esta mañana que el Gobierno con el Real Decreto-ley de medidas tributarias para reducir el déficit público, que hoy ha convalidado el Congreso de los Diputados, ha pasado de “una fiscalidad que persigue a los que no pagan a otra que perdona los impuestos a los grandes defraudadores”.

Así se ha expresado, ante el Pleno de la Cámara, el portavoz socialista de Hacienda, Pedro Saura, quien ha dicho que “la propuesta impositiva del Ejecutivo no inspira confianza en España, ni en el extranjero, es injusta y va contra la recuperación de la demanda y de la actividad económica”.

El portavoz socialista ha afirmado que el Gobierno ha presupuestado unos ingresos de 2.500 millones de euros por la amnistía fiscal. “Sin embargo, no ha explicado por qué esa cantidad y no otra”.

En este sentido, Saura se ha referido a que también ha calculado 750 millones que vendrían de paraísos fiscales. “En vez de tributar a su tipo efectivo lo harán al 8%. ¿Por qué esa cantidad y no otra?”, se ha preguntado.

Ha criticado que con esta propuesta, a los defraudadores se les trata con honores con la amnistía fiscal, mientras que a las clases medias trabajadoras se les suben los impuestos. “Así, con la subida del IRPF, un porcentaje muy amplio del aumento de ingresos recae sobre las rentas del trabajo. Si a ello se añade la restitución de la deducción de la compra de vivienda a las rentas altas, la propuesta fiscal del Gobierno hace más injustos los impuestos en nuestro país”.

El diputado socialista ha indicado que la amnistía fiscal aprobada por el Gobierno es un perdón, que detrae importantes recursos a la Hacienda Pública, y un expolio inaceptable al Estado del Bienestar. “Debilita la credibilidad de la lucha contra el fraude y los defraudadores van a pensar que siempre habrá una segunda oportunidad. Es una medida que arruina cualquier plan de lucha contra el fraude y todos los esfuerzos que vienen realizando los empleados públicos de la Agencia Tributaria”.

Saura, además, ha mencionado, respecto al impuesto de sociedades, que “el Gobierno del PP ha pasado de normas antiparaísos fiscales a normas pro paraísos fiscales, con lo cual está perdonando deuda e incentivándolos”.

El portavoz socialista ha subrayado que la política fiscal del Gobierno no inspira confianza, es injusta y va contra la recuperación económica. “El problema político más importante no es que dijeran que había que bajar los impuestos y los han subido, que las amnistías fiscales eran injustas y aprueban una que degrada a nuestra Hacienda Pública. El principal problema es de falta de orientación adecuada y de sostenibilidad de las cuentas públicas”.