El grupo socialista apuesta por una moratoria de dos años, en la que sólo se pagarían la mitad de los intereses de la hipoteca

Valeriano Gómez afirma que "el Real Decreto tiene tantas restricciones que tenemos muchas dudas de que pueda afectar a algo más del 10 o el 15% del conjunto de la población en trámite de desahucio de su vivienda habitual"

Madrid, 13 de marzo de 2012.- Valeriano Gómez, diputado socialista de Economía, ha apostado este martes en el Congreso de los Diputados por una moratoria de dos años en la que sólo se pagarían la mitad de los intereses de la hipoteca, durante el debate de una proposición de ley de UPyD relativa a la dación en pago.

El portavoz socialista de Economía, ha dicho que desde que comenzó la crisis, más de 350.000 desahucios se han ejecutado en España. "Prácticamente el 10% de todas las hipotecas que se hicieron y durante el último año fueron 100.000. La tendencia es claramente ascendente. Estamos pues, ante uno de los problemas más graves y acuciantes por los que atraviesa la sociedad española"

La respuesta del Gobierno es claramente insuficiente, según ha destacado Gómez. "El Real Decreto tiene tantas restricciones que tenemos muchas dudas de que pueda afectar a algo más del 10 o el 15% del conjunto de la población en trámite de desahucio de su vivienda habitual" y ha abogado por elaborar una norma, no un código voluntario, que dé respuesta a los problemas planteados.

En su opinión, debe establecerse una moratoria para todos aquellos deudores hipotecarios que carezcan de rentas derivadas del trabajo o de actividades económicas que imposibiliten el pago de una cuota hipotecaria por encima del 60% de la renta familiar. "La moratoria sería por dos años y durante ella solo se pagaría intereses a un tipo reducido a la mitad del pactado sin que se amortice durante ese tiempo capital alguno".

"Las entidades financieras deben ser obligadas a ofrecer productos que contengan el instrumento de la dación en pago para saldar con cargo exclusivamente al bien hipotecado la deuda pendiente", ha añadido.

El portavoz socialista se ha referido a la necesidad de articular a la mayor brevedad posible una Ley Integral de Insolvencia Personal, que aborde las situaciones de sobreendeudamiento y garantice unos verdaderos procedimientos concursales y de mediación para permitir un reparto equilibrado de riesgos entre deudor y acreedor.

Además, frente al porcentaje del 60% actualmente vigente, se elevará hasta el 80% el porcentaje sobre el valor de tasación establecido a efectos hipotecarios, en caso de que la entidad acreedora se adjudique el bien por ausencia de postores y durante el periodo de tiempo transcurrido entre el impago y la subasta se establecerá un límite a los intereses moratorios percibidos por la entidad financiera igual a dos puntos adicionales sobre el interés ordinario pactado.

La tasación efectuada en la hipoteca no podrá ser alterada al menos durante cinco años salvo acuerdo expreso entre deudor y acreedor, ha añadido Gómez. "La ley establecerá los requisitos y condiciones para que, bajo la supervisión de la autoridad financiera, se asegure una absoluta independencia y separación en la gobernanza, el capital y el funcionamiento de las sociedades de tasación inmobiliaria y las entidades financieras".

Según ha destacado, estas propuestas pueden permitir acabar con uno de los problemas que más acucian a los sectores más débiles de la sociedad. "Es decir, el que se produce cuando se pierde el principal fruto de los ahorros, se mantiene una deuda que acompañará de por vida y el abandono del techo que cobija a la familia".

"Es la ley la que debe garantizar una segunda oportunidad. La misma que estamos ofreciendo a una buena parte de nuestro sistema financiero para impedir que muera a causa de sus errores", ha finalizado.