El Grupo Socialista apuesta por una "reforma local de verdad" que refuerce la autonomía local y garantice un sistema de financiación estable, frente a una iniciativa hecha "de espaldas a los alcaldes"

El presidente de la Comisión de Hacienda y Función Pública y diputado por Sevilla, Antonio Pradas, califica la Proposición de Ley de Unidos Podemos de “muy mala técnicamente” y acusa a la coalición de insistir en una consideración subordinada y vigilada de los Ayuntamientos españoles

14/02/2017

“Primero financiación, luego competencias. Ese es el eslogan que ha nacido de la desconfianza de los ayuntamientos hacia las otras administraciones”. Así resume Antonio Pradas la necesidad de que las decisiones que se tomen respecto a los gobierno locales cuenten con la opinión de los Ayuntamientos, las Diputaciones Provinciales y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP): El presidente de la Comisión de Hacienda y Función Pública y diputado por Sevilla defiende una “reforma local de verdad”, ante la iniciativa de Unidos Podemos, una Proposición de Ley, “muy mala técnicamente y manifiestamente mejorable”.

Pradas ha mostrado su apoyo a las instituciones más cercanas a los ciudadanos, destacando su importancia esencial en la vida de la gente: “No sé lo que tienen que hacer los ayuntamientos en España para tener el reconocimiento del resto de las administraciones del Estado, porque el reconocimiento de la sociedad les aseguro que lo tienen”, ha dicho, ya ha añadido: “Nadie ha hecho más daño al municipalismo que el gobierno del señor Rajoy; al menos que yo conozca. Y mira que conocí en primera persona, como alcalde, el daño que hizo el gobierno del señor Aznar. Pero como el gobierno del señor Rajoy, del señor Montoro, del señor Beteta (no quiero olvidarme del señor Beteta), ningún gobierno ha hecho tanto daño a los ayuntamientos, a las diputaciones, a las entidades locales autónomas. Y mientras más pequeño es el municipio, mayor ha sido el daño”.

El también coordinador de la Interparlamentaria del PSOE de Andalucía ha explicado la apuesta de los socialistas por la autonomía local y por una financiación justa a los ayuntamientos, en contraposición a la nefasta Reforma Local llevada a cabo desde el Gobierno del PP: “Los socialistas hemos liderado la lucha del municipalismo contra la Reforma Local del PP, desde el minuto cero. Por eso nos hemos propuesto derogar esta Ley desde el mismo momento de ser aprobada en el Congreso de los Diputados”, ha afirmado, para destacar cuál es el objetivo de la reforma local que se va a impulsar desde el Grupo Socialista: “Queremos hacerlo dentro de un proceso responsable, transparente y participativo en el que activamente puedan intervenir todos los agentes implicados desde el principio: los grupos parlamentarios, la FEMP y por supuesto todas aquellas entidades municipales y expertos que tengan algo que decir y que aportar.”, ha señalado.

“Entendemos que la nueva Ley de Régimen Local ha de reforzar la autonomía local, garantizar un sistema de financiación estable, en base a unas competencias bien definidas de los entes locales”, añadió, “y además exigimos la aprobación de una nueva Ley de Haciendas Locales que dote de estabilidad, rigor y recursos las competencias asumidas por las entidades locales, de forma coordinada con la de financiación autonómica, definiendo con claridad la participación de las haciendas locales en los tributos del Estado y en los de las Comunidades Autónomas”. “Ahora se ha abierto un grupo de trabajo que tendrá mucho que decir en este asunto”, ha subrayado.

Gobiernos locales subordinados al Gobierno

Pradas ha lamentado no poder pasar de la abstención ante una iniciativa como la de Unidos Podemos, “que insiste en una consideración subordinada y vigilada de los Ayuntamientos españoles”. El diputado sevillano ha puesto el acento en algunos aspectos de la iniciativa que tratan a los entes locales como menores de edad: “Salvan ustedes de la derogación la regulación que la Ley hizo de los habilitados, a los que esta Ley configura poco menos que como comisarios vigilantes de los municipios españoles. Se ve con total nitidez, cuando establecen que el Gobierno central establecerá normas sobre los procedimientos, metodología de aplicación y criterios de actuación, así como del estatuto de derechos y deberes del “personal controlador”.

"¡Hablan de personal controlador!”, ha destacado Pradas, que ha puesto ejemplos sobre lo que pretende la iniciativa de la coalición: “¿De verdad quieren sus alcaldes que se sigan limpiando y manteniendo edificios escolares de infantil o primaria, cuando las competencias son de las autonomías? Es lo que ustedes plantean si volvemos al artículo 25 de la Ley del 85. ¿Están dispuestos sus alcaldes de municipios con 4.000 o 5.000 habitantes, a ejercer ‘en todo caso’, como proponen en el artículo 2 de su texto, la prestación del servicio de bomberos, o de la depuración de agua o la gestión de los residuos sólidos urbanos? Si para eso crearon las entidades supramunicipales...”.

Pradas ha querido, no obstante, tender la mano a Unidos Podemos de cara a una reforma local que realmente contemple la realidad de los gobierno locales y apoye su autonomía y financiación: “Demasiados interrogantes, señorías, que responden a un planteamiento, el de su iniciativa, con todos mis respetos, atropellado, falto de ambición y que carece del debate necesario en el corazón del municipalismo. En el camino de esa lucha seguro que nos encontraremos y coincidiremos, pero hoy sólo podemos abstenernos en esta proposición que, siendo generosos, se podría calificar de ‘manifiestamente mejorable’, ha indicado.