El Grupo Socialista defiende una mayor competencia efectiva en la distribución de carburantes en las gasolineras para que los consumidores paguen menos

La iniciativa propone "reducir del 30% al 25% la cuota del mercado de los principales operadores de estaciones de servicio en el ámbito provincial, al mismo tiempo que no podrán renovar los contratos de suministro en exclusiva si superan esta cuota"_x000D_ _x000D_ _x000D_

El Grupo Parlamentario Socialista ha registrado hoy en el Congreso una Proposición de Ley que tiene como objetivo “mejorar la competencia efectiva en el mercado de la distribución de carburantes de automoción en estaciones de servicio para que se reduzcan los precios y los consumidores y las empresas paguen menos”.

           

            Tras registrar la iniciativa, la portavoz de Medio Ambiente y secretaria de Cambio Climático y Sostenibilidad, Pilar Lucio, y el portavoz adjunto de Energía Román Ruiz, han explicado a los medios de comunicación, en un encuentro informativo, que esta iniciativa propone “reducir del 30% al 25% la cuota del mercado de los principales operadores de estaciones de servicio en el ámbito provincial, al mismo tiempo que no podrán renovar los contratos de suministro en exclusiva si superan esta cuota”. Igualmente, se aumenta el plazo de 5 a 10 años según el cual los operadores al por mayor de productos petrolíferos no podrán superar el porcentaje de cuota de mercado señalado.

 

            En este sentido, Pilar Lucio ha asegurado que “los informes de los extintos organismos reguladores y de la actual Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) comparten el diagnóstico sobre la alta concentración de tres operadores que disfrutan de ventajas sustanciales derivadas de su peso e importancia en el mercado”. Así, ha indicado, que según estos informes los grandes operadores “utilizan su poder de mercado o abuso de posición dominante en detrimento de la competencia efectiva”. Igualmente, señalan los factores que influyen sobre los niveles de precios de las estaciones de servicio y “la necesidad de reformar el funcionamiento del mercado español de carburantes”.