El grupo socialista del Senado propone estudiar la creación de un marco preventivo de gestión de crisis economicas incluyendo el peaje sobre las transacciones financieras internacionales

Pajín defenderá la iniciativa en el Pleno del próximo miércoles, día 9

El Grupo Socialista del Senado defenderá en el Pleno de la próxima semana una moción dirigida a impulsar el debate a nivel comunitario e internacional sobre un marco preventivo de gestión de crisis financieras. A través de la citada propuesta, el PSOE reclamará la implementación de mecanismos que garanticen la adecuada contribución del sector financiero para sufragar los costes de la resolución de las crisis, reduciendo al mínimo la financiación pública de esos costes y el riesgo moral en el sector financiero.

De esta forma, el establecimiento de un marco preventivo serviría para poder evitar una crisis de esta naturaleza en el futuro. Sin embargo, este marco no debe ser un seguro para que las entidades financieras se permitan asumir riesgos en la convicción de que el Estado saldrá en su rescate en futuras crisis.

Sobre la base de estos argumentos se ha redactado la moción, que será debatida en la sesión plenaria de la Cámara Alta del próximo miércoles, día 9. Al justificar la oportunidad de esta iniciativa, su promotora, la senadora socialista por la Comunitat Valenciana, Leire Pajín, ha subrayado que en el debate sobre esas medidas se deberán considerar algunos criterios.

Pajín ha detallado que es necesario, en primer lugar, explorar todas las alternativas de recaudación de recursos privados, incluyendo el Peaje sobre las Transacciones Financieras y sus potenciales efectos sobre la financiación de la resolución de crisis. También ha apuntado que resulta fundamental la coordinación internacional (UE, FMI, G20) de cualquier medida que implante gravámenes sobre las transacciones o entidades financieras.

La parlamentaria del PSOE ha señalado que la moción también establece la necesidad de analizar la coherencia de estas medidas con el conjunto de reformas de la regulación y supervisión financiera actualmente en marcha y de graduar adecuadamente estos mecanismos evitando, tanto desde el punto de vista de su diseño como de su desarrollo temporal, cargas desproporcionadas sobre el sector financiero que dificulten la recuperación económica.

En la exposición de motivos de la propuesta socialista se explica el alcance de la crisis financiera global que padecemos y que sigue teniendo un enorme coste para la sociedad mundial, europea y española. Leire Pajín ha afirmado que en nuestro país la crisis ha ralentizado el crédito, ha hecho entrar en recesión a la economía y ha destruido cientos de miles de puestos de trabajo. No obstante, Pajín ha aclarado que, a diferencia de otros países del marco europeo, España nunca tuvo que inyectar capital en el sistema financiero a fondo perdido.