El Grupo Socialista denuncia la "nula voluntad" de la DGT "para escuchar a los actores implicados en la seguridad vial"

Carles Corcuera recuerda que "a más velocidad más accidentes y más mortalidad, más gasto energético y más contaminación"

El portavoz del Grupo Socialista en la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad, Carles Corcuera, ha criticado esta tarde la modificación de la Ley de Seguridad Vial y del Código de Circulación que ha aprobado el Consejo de Ministros y que, entre otras cosas, admite que en algunos tramos de autovías y autopistas se pueda circular hasta a 130km/h y también que sea obligatorio el casco para los menores de edad en las vías urbanas (ya lo era en las otras vías).

Corcuera considera que con este acuerdo “se constata la nula voluntad de la directora general de Tráfico de escuchar a los actores implicados en la seguridad vial -víctimas de tráfico, ciclistas, peatones y la Comisión de Seguridad Vial-, que mayoritariamente se han opuesto a las medidas estrella de la ley como son el aumento de los límites de velocidad y las regulación del uso de las bicis en las ciudades”. El diputado espera que el trámite parlamentario de la ley “permita modificar entre otros, estos aspectos”, aunque ha reiterado que teme, vista la actitud del Gobierno y de la DGT, que será tramitada “con el rodillo de la mayoría absoluta del PP”.

 

Aumento de la velocidad

El portavoz ha recordado que “más velocidad implica más posibilidades de que se produzca un accidente y de que éste sea mortal -el exceso de velocidad es la primera causa de mortalidad en los accidentes de tráfico-, además de aumentar notablemente el consumo energético y de emitir a la atmósfera más gases contaminantes”. Corcuera también ha apuntado que no detraer puntos hasta que se rebasen los 150 km/h “supone lanzar un mensaje de permisibilidad a los conductores que se va a traducir en un aumento significativo de las velocidades medias en todas las carreteras”.

En lo referente a los accidentes, Corcuera ha explicado que circular a una velocidad inadecuada “influye en aspectos tan variados como la distancia de seguridad, el campo de visión y el trabajo mental del conductor, o la estabilidad del vehículo” y que nadie ignora que “a mayor velocidad, mayor es el tiempo y la distancia que necesita para detener el vehículo y más graves las consecuencias ante cualquier fallo mecánico, como el reventón de un neumático, la mala maniobra de otro conductor o cualquier otro imprevisto”. Un estudio avalado por la Organización Mundial de la Salud y el Observatorio Europeo de Seguridad Vial, confirma que un aumento del 5% en la velocidad media “supone un aumento aproximado del 10% de los accidentes con heridos y del 20% de los accidentes mortales”.

Por otra parte, el aumento del límite de velocidad máxima hasta los 130 kilómetros por hora en algunos tramos de vías rápidas, autovías y autopistas “disparará el consumo de petróleo y, con ello, las emisiones de gases de efecto invernadero, al tiempo que aumentará también la deuda exterior”, una circunstancia, ha señalado que en estos momentos, “España no se puede permitir”. Diferentes estudios e investigaciones indican que la reducción de la velocidad de circulación de los vehículos en autopistas y autovías “disminuye considerablemente el consumo de combustible”. El aumento de la velocidad máxima que pretende el Gobierno del PP “va en contra del objetivo de la UE de reducir en 2020 un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero”, ha señalado, para añadir que la reducción del límite de velocidad “se encuentra entre las medidas recomendadas por la Agencia Interna...