El Grupo Socialista eleva la cuantía inembargable para proteger los ingresos mínimos y las ayudas sociales

La iniciativa de los socialistas dice que es inembargable el salario, sueldo, pensión, retribución o su equivalente, que no exceda de la cuantía resultante de multiplicar por 1,5 el salario mínimo interprofesional_x000D_ _x000D_

El Grupo Parlamentario Socialista ha registrado, en el Congreso de los Diputados, una proposición de ley sobre mejora de la protección de ingresos mínimos y ayudas sociales, que “para muchos ciudadanos constituyen el último amparo ante la pobreza y la exclusión social”.

Para este fin, la iniciativa de los socialistas, con la modificación de la Ley de Enjuiciamiento Civil, eleva la cuantía inembargable para sueldos y pensiones y mejora, así, los umbrales de inembargabilidad, y se incrementan adicionalmente en atención a las cargas familiares. Con este mismo fin se declaran inembargables las prestaciones sociales, dirigidas a garantizar las necesidades básicas, a cargo de las administraciones públicas. “Se trata de medidas adecuadas para favorecer que las familias más desfavorecidas mantengan unos ingresos de subsistencia”, detalla la proposición de ley.

Este mismo tratamiento otorga a las prestaciones derivadas de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, así como las becas y ayudas al estudio que conceden las administraciones públicas. Añade que son prestaciones dirigidas a dar contenido al derecho de las personas en situación de dependencia a ser atentidas por los poderes públicos y al derecho a la educación.

La proposición de ley del Grupo Socialista afirma textualmente que “es inembargable el salario, sueldo, pensión, retribución o su equivalente, que no exceda de la cuantía resultante de multiplicar por 1,5 el salario mínimo interprofesional” y que “la cuantía inembargable se incrementará en un 30% del salario mínimo interprofesional adicional por cada miembro del núcleo familiar que no disponga de ingresos propios regulares”.

En la exposición de motivos, el Grupo Socialista destaca que el desempleo generado por la crisis está en el origen de un grave problema, como es el aumento de la pobreza y del riesgo de exclusión, que “ha sido agravado por las políticas antisociales del Gobierno y de algunas Comunidades Autónomas. Las personas sin trabajo han visto cómo en los últimos meses a sus dificultades económicas se sumaban los efectos producidos por los recortes en los servicios públicos esenciales y por el desmantelamiento de la red de protección pública frente a la adversidad”.

España ya tiene más de 6.200.000 parados, una tasa de paro que se sitúa en el 27,16% y el número de hogares con todos sus miembros en paro es de 1.906.100. “El Estado Social cuenta con mecanismos para paliar los efectos del desempleo y la falta de recursos sobre los hogares, con el objetivo de proporcionar un determinado nivel de ingresos que garantice las necesidades más básicas”.

Las prestaciones no contributivas incluyen varios tipos de ayudas, tales como el subsidio por desempleo, la renta activa de inserción y subsidio para trabajadores eventuales agrarios y la Renta agraria. A esto hay que añadir la ampliación extraordinaria de la cobertura por desempleo que se aprobó en la pasada legislatura, por primera vez en democracia, para quienes hubieran acabado la prestación por desempleo o el subsidio y no tuvieran otra cobertura económica. Primero con el PRODI (programa temporal de protección por desempleo e inserción) y ahora con el PREPARA (programa de recualificación profesional de las personas que agoten su protección por desempleo).

Además, las Comunidades Autonómicas cuentan con sus propias medidas de protección económica, com...