El Grupo socialista en el Parlamento Europeo muestra su rechazo total al anteproyecto de Ley del Aborto

La eurodiputada socialista Iratxe García y el presidente del Grupo de la Alianza de Socialistas y demócratas en la Eurocámara, Hannes Swoboda aseguran que "no puede permitirse un retroceso tan importante en los derechos de la mujeres en uno de los Estados miembros".

En una rueda de prensa ofrecida en el Parlamento Europeo, Iratxe García y Hannes Swoboda han mostrado su rechazo total al anteproyecto de ley del aborto del Gobierno del Partido Popular, que "supone un gran retroceso en los derechos que no puede consentirse".

Iratxe García ha explicado que, aunque parte de los eurodiputados aleguen subsidiaridad en este tema, "por encima están los derechos de las mujeres". En su opinión "este proyecto de ley va en contra de la libertad, de la dignidad, del derecho a decidir de las propias mujeres, y supone un retroceso histórico en una lucha que miles de ellas en nuestro país y en la Unión Europea han mantenido para garantizar la igualdad".

"Este proyecto de ley que plantea el Partido Popular pone a las mujeres en una situación de tutela, quitándoles sus derechos a decidir y deja en manos de psiquiatras, de jueces o de médicos, una decisión que es propia de las mujeres, la de su propia maternidad", ha manifestado.

Además, ha explicado que este proyecto de ley genera una clara discriminación porque "las mujeres que tengan recursos económicos en España podrán ir a otros países de la Unión Europea a abortar, mientras que no los tengan se van a ver obligadas a ser madres sin quererlo o a tener que acudir a abortos clandestinos, con lo que eso supone de riesgo para la salud de las mujeres".

La eurodiputada ha asegurado que los socialistas no plantean la negociación de este proyecto, porque "la actual ley que existe en materia de salud de sexual y reproductiva está funcionando de manera adecuada, las estadísticas dicen claramente que el número de abortos se ha visto reducido en los últimos años, no hay necesidad de cambiarla ni clamor social para su modificación. Lo único que quiere hacer el Partido Popular es imponer la moral de una parte minoritaria de la población a la totalidad de las mujeres españolas", ha añadido.

Iratxe García ha destacado el gran número de apoyos entre los eurodiputados de diferentes grupos políticos, que ha explicado porque saben que "los derechos conquistados nunca están garantizados si no se continúa trabajando y que lo que hoy ocurre en España puede llegar a ocurrir en otros de la UE".

Asimismo, ha señalado que el PP con su ley pretende "movilizar a parte de un electorado de una ideología más extrema y más conservadora" y ha asegurado que el Gobierno de Rajoy es el primero en utilizar esta cuestión en clave electoralista. "El Partido Socialista no tiene ninguna intención de continuar con esta cuestión si Partido Popular decide retirar este proyecto de ley".

Por su parte, Hannes Swoboda, que en todo momento ha apoyado a Iratxe García, ha expresado su preocupación por que estos recortes de derechos puedan extenderse a estos países con Gobiernos de ideologías más extremistas. Según ha declarado, el Ejecutivo español ha tomado una decisión que va "totalmente en contra de las libertades fundamentales básicas. Los derechos básicos no deben ser cuestionados por un Gobierno nacional y en este caso no estamos hablando de aborto o no aborto, hablamos de que se haga legalmente", ha asegurado.