El Grupo Socialista pide el respaldo del Congreso para frenar la “precariedad laboral, el empleo temporal y la inseguridad” de la reforma laboral del PP

“La Reforma Laboral del PP ha conducido a nuestro país a un modelo de empleo precario, de desprotección frente al desempleo y de bajos salarios”, describe la portavoz adjunta de Empleo, Tamara Raya, que asegura que “hoy iniciamos la cuenta atrás para devolver la dignidad a miles y miles de trabajadores y trabajadoras de este país”.

21/12/2016

El Grupo Socialista ha pedido hoy el respaldo del Congreso a su proposición de ley de modificación del artículo 42.1 del Estatuto de los Trabajadores para garantizar la igualdad en las condiciones laborales de los trabajadores subcontratados, para frenar la “precariedad laboral, el empleo temporal y la inseguridad” provocadas por la reforma laboral del PP.

 

La diputada canaria y portavoz adjunta de Empleo Tamara Raya ha sido la encargada de defender la proposición de ley en el pleno, donde ha explicado que “el objetivo que persigue esta proposición promovida por el grupo parlamentario socialista, es la de evitar que el proceso de externalización que se está extendiendo en las empresas, incida en la mayor precarización de las condiciones laborales de los trabajadores”

 

“La Reforma Laboral del PP ha conducido a nuestro país a un modelo de empleo precario, de desprotección frente al desempleo y de bajos salarios”, ha denunciado Raya, a “un modelo autoritario de relaciones laborales, que ha roto los equilibrios de poder entre trabajadores y empresarios y está debilitando la negociación colectiva”. Al respecto, incidió en que el creciente proceso de externalización que se vive en las empresas, “agudiza aún más el deterioro de las condiciones laborales de los trabajadores contratados para la actividad subcontratada o externalizada”.

 

La diputada Canaria ha denunciado que la precariedad laboral que provoca este uso de la externalización está muy extendido en el sector de la hostelería, “una  práctica cada vez más habitual, que propicia que muchos trabajadores desempeñando las mismas funciones que otros,  lleguen a cobrar hasta un 50% menos de salario”, explicó. “Y esto que les estoy contando lo conocen muy bien las camareras de pisos que hoy nos acompañan”, dijo, al referirse a  la presencia en la tribuna de invitados tanto de representantes de la Asociación de las Kellys como de consejeros de empleo y directores generales de diversas CCAA de territorios especialmente afectados. No obstante, Raya apuntó que esta práctica empresarial de precarización laboral también se ha convertido en usual en sectores como el de la Automoción, la logística o los teleoperadores, entre otros.

 

Raya ha alertado ante “la pérdida de poder adquisitivo de la clase trabajadora”, porque al situar la reforma laboral del PP “la prioridad del convenio de empresa frente al sectorial”, ha provocado “que muchos trabajadores subcontratados cobren prácticamente el SMI”.

 

"El problema es que tenemos un país sembrado de desigualdades", dijo la portavoz adjunta de Empleo, para advertir de que “la cifra de ocupados en riesgo de pobreza en España es tres puntos superior a la media europea”. Por todo ello, en su intervención Tamara Raya pidió el respaldo del Congreso a la iniciativa socialista porque “oponerse a la misma supone firmar a favor de la precariedad, de la temporalidad y de la inseguridad laboral”. “Hoy iniciamos la cuenta atrás para devolver la dignidad a miles y miles de trabajadores y trabajadoras de este país”, concluyó.