El Grupo Socialista presenta 1.601 enmiendas que movilizan 11.000 millones de euros para un proyecto “de futuro, de reforma y de renovación”

Hacen hincapié en tres aspectos fundamentales: la educación y el empleo (3.095 millones), el crecimiento económico (3.190 millones) y la cohesión social (3.483 millones), además de inversiones en infraestructuras

El portavoz del Grupo Socialista, Antonio Hernando, junto con los portavoces de Presupuestos, Joan Rangel, y de Hacienda, Pedro Saura, las enmiendas parciales a los Presupuestos Generales del Estado para el año que viene. Son en total 1.601 enmiendas que movilizan 11.000 millones de euros, respetando, como ha explicado Hernando, los criterios de déficit.

Las enmiendas socialistas hacen hincapié básicamente en tres ejes fundamentales: la educación y el empleo (a lo que se destinan 3.095 millones de euros), el crecimiento económico y la renovación de la economía (3.190 millones) y la cohesión social (3.483 millones). Estas enmiendas, ha explicado el portavoz, “apoyan el programa  de futuro y de ambición de país presentado por el líder del PSOE, Pedro Sánchez, durante el debate de Presupuestos”. Suponen, en definitiva, el proyecto de futuro, de reforma y de renovación y de regeneración de nuestra economía.

El portavoz ha denunciado que los Presupuestos presentados por el Gobierno del PP “no contribuyen a la recuperación económica, agrandan la desigualdad dentro de la sociedad española y no ayudan a la modernización de la economía”. La política presupuestaria debe tener como objetivo “ayudar a la recuperación económica y a la creación de empleo”, y eso es lo que no consiguen las cuentas del PP, sino que estas “hacen más grande la brecha dentro de la sociedad”. La actual crisis económica “pone de relieve que el crecimiento vendrá sobre bases sólidas, y no sobre fuentes pasajeras o temporales”, como les ha pasado a algunas economías emergentes.

Ejes principales

El portavoz de Presupuestos, Joan Rangel, ha criticado la política de desigualdad impulsada por el PP, que ha cambiado modelo social y ha provocado “no sólo que se agrande la desigualdad, sino que se han sentado las bases para que esta desigualdad continúe”. Por ello, ha explicado, las enmiendas socialistas pretenden “dar la vuelta a esta situación y llevar a cabo políticas que generen igualdad de oportunidades”.

Por ello, en materia de educación, las enmiendas plantean el incremento de becas y derogar los requisitos que han hecho más difícil acceder a ellas. Así, “se trata de recuperar el concepto de beca como derecho y no como mérito especial y apostar por la calidad de la educación pública, asegurando la financiación de los estudios universitarios”. Además, se impulsa la Formación Profesional y se dota presupuestariamente la educación infantil de 0a 3 años.

En cuanto al empleo, se incrementan las políticas activas en 1.000 millones, se plantean planes de empleo específicos para las CCAA y municipios con dificultades especiales en su mercado de trabajo, se dota un programa de garantía juvenil, así como un plan de choque para desempleados de más de 45 años. Además, se revisa el programa de activación para el empleo, se propone la contratación de promotores técnicos de empleo y garantizar la igualdad retributiva entre hombres y mujeres.

Las enmiendas para robustecer la economía y hacerla más competitiva incluyen 500 millones euros en los recursos para la ciencia, una apuesta por la internacionalización de las empresas –con la mejora de las dotaciones-, un apoyo a la competitividad industrial y a las empresas innovadoras, así como para reindustrializar las zonas afectadas por procesos de deslocalización. Las partidas aumentan también las dotaciones pa...

Contenido relacionado