El Grupo Socialista propone la creación de una Comisión de estudio dentro de la Comisión de Fomento "para mejorar la seguridad"

El portavoz socialista de Fomento, Rafael Simancas, subraya que el PSOE apuesta por "dar atención a las víctimas; explicaciones claras, transparentes y veraces hasta la última consecuencia, y por trabajar y aprender para que esto no vuelva a ocurrir"

El portavoz de Fomento, Rafael Simancas, ha resaltado hoy que tras el accidente ferroviario de Santiago de Compostela, en estos momentos es preciso apostar por tres objetivos imprescindibles: “atención a las víctimas porque queda mucho por hacer; explicaciones claras, transparentes y veraces hasta la última consecuencia, y por la necesidad de trabajar y aprender para mejorar la seguridad y para que esto no vuelva a ocurrir”.

Con motivo de las comparecencias celebradas hoy en el Congreso, de los presidentes del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), Gonzalo Ferre, y de Renfe, Julio Gómez-Pomar por el accidente ferroviario de Santiago, Simancas ha incidido en la necesidad de “decirles la verdad a los españoles, la primera de todas, en qué condiciones opera nuestro sistema ferroviario”.

Así, ha recalcado que “tras el 24 de julio hay un antes y un después” y ha reiterado que “tenemos un sistema ferroviario seguro pero hay un margen de error y la tragedia se nos ha colado por ese margen”, razón por la que ha insistido en la “necesidad de adoptar las medidas necesarias” que eviten algo así. Y también ha pedido la colaboración "plena y rápida" de Renfe y Adif en la investigación que se está desarrollando.

Comisión de estudio dentro de la Comisión de Fomento

El portavoz de Fomento ha subrayado que el Grupo Socialista propone “la creación de una Comisión de estudio dentro de la Comisión de Fomento del Congreso para analizar las conclusiones de la investigación y para proponer mejoras en la seguridad ferroviaria. Una comisión “autocrítica y de mejora”, añadió.

Además se propone la revisión de los trazados y los escalonamientos de velocidades en los trazados que son y serán de alta velocidad, aumentando exigencias de seguridad, así como la necesidad de revisión de la señalización, “especialmente en lo relativo a los límites de velocidad para que se señalicen los límites con carácter general, trazado a trazado, y no solo los límites puntuales por incidencias temporales”, aseguró el diputado del PSOE.

Entre otras propuestas, Simancas se ha referido a la “revisión de los protocolos de comunicación en cabina, pasando de la recomendación a la prohibición en el uso de móviles en circunstancias de riesgo”. Y en este sentido, ha apostado también por “estudiar la conveniencia de la participación de dos maquinistas en los servicios de alta velocidad o servicios en tránsito hacia la alta velocidad”.

“Disminuyamos el factor riesgo humano y la discrecionalidad del personal para determinar las velocidades. Incrementemos el grado de automatización en los controles de velocidad e impidamos, con los recursos tecnológicos precisos, que un tren pueda circular a más de 180 km por hora donde debe circular a un máximo de 80 km por hora”, ha asegurado el responsable socialista. “Hagámoslo con balizas limitativas en las vías, y mediante la programación de los trenes trazado a trazado”, ha añadido.

El parlamentario socialista también ha puesto sobre la mesa la propuesta de acelerar la homogeneización de los sistemas de seguridad en los servicios de alta velocidad o en transición hacia la alta velocidad, hoy sujetos a sistemas combinados, generalizando cuando antes la instalación del sistema ERTMS.

Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria